Pacto Tripartito

El Pacto Tripartito, también conocido como el Pacto del Eje, fue un pacto firmado en Berlín el 27 de septiembre de 1940 por Saburō Kurusu, Adolf Hitler y Galeazzo Ciano, representando al Imperio de Japón, la Alemania nazi y el Reino de Italia, respectivamente. Este pacto constituyó una alianza militar entre estas naciones, y oficialmente se conformaron las Fuerzas del Eje, opuestas a las Fuerzas Aliadas en la Segunda Guerra Mundial.

En los siguientes meses, los reinos de Bulgaria, Hungría, Rumania y Yugoslavia se adhirieron al pacto —los tres primeros para recibir territorio en los Balcanes, y el último para evitar ser invadido—. La República Eslovaca también se adhirió al Pacto tras la desmembración de Checoslovaquia.

Bundesarchiv Bild 183-L09218, Berlin, Japanische Botschaft
Banderas de Alemania, Japón e Italia, en la embajada japonesa en Berlín, septiembre de 1940.

Justificación

Para la fecha de firma del pacto, el Reino de Italia y la Alemania Nazi ya habían iniciado campañas militares contra los aliados. El Imperio de Japón solamente había ocupado pacíficamente a la Indochina francesa, luego de presionar a las autoridades francesas coloniales que no podían contar con ayuda alguna de la metrópoli (invadida por la Wehrmacht desde el mes de junio). Hasta entonces, la potencia colonial de Asia, el Reino Unido, había destinado unidades militares en pequeño número para la protección de sus colonias, en parte porque la mayoría de sus tropas ya estaban muy ocupadas luchando contra Alemania. Solamente los Estados Unidos habían estado preparándose para hacer frente a la amenaza militar nipona, pero no estaban preparados para afrontar una guerra en dos frentes, es decir, contra Alemania y Japón de modo simultáneo.

El Pacto Tripartito reconocía las esferas de influencia de los tres miembros originales, promovía la cooperación entre sus miembros para establecer un nuevo orden mundial y para fomentar la prosperidad y bienestar de sus pueblos. El Pacto también ordenaba a sus miembros apoyar, por todos los medios posibles, a un miembro que fuera atacado por una potencia externa, exceptuando a las que ya estaban en guerra, en este caso Francia y el Reino Unido. Con esta última condición, Japón no estaba obligado a atacar a las colonias asiáticas del Reino Unido, aunque finalmente lo hizo en diciembre de 1941. Por una solicitud específica de Japón, la Unión Soviética no fue incluida en la lista de las potencias atacantes, por lo que cuando Alemania invadió este país, Japón no tuvo obligación formal de unirse a la agresión alemana. De esta manera, la principal potencia afectada en la práctica por el Pacto Tripartito eran los Estados Unidos, ya que si entraba en guerra con Japón, debería prepararse para luchar en Europa y Asia al mismo tiempo.

Texto del Pacto

El Pacto Tripartito entre Japón, Alemania e Italia, 1940

Los gobiernos de Japón, Alemania e Italia consideran como prerrequisito para una paz duradera que toda nación del mundo reciba el espacio sobre el que tiene derecho. Por lo tanto, estas naciones han decidido respaldar y cooperar una con otra en sus esfuerzos en Europa y la Gran Asia Oriental respectivamente. El principal propósito de esto es establecer y mantener un nuevo orden de las cosas, planeado para promover la prosperidad mutua y el bienestar de los pueblos involucrados. Además, es el deseo de los tres gobiernos de extender la cooperación a naciones en otras esferas de influencia que estén inclinadas a dirigir sus esfuerzos a través de vías similares a las suyas con el propósito de realizar su último objetivo, la paz mundial. Entonces, los gobiernos de Japón, Alemania e Italia han acordado:

ARTÍCULO 1: Japón reconoce y respeta el liderazgo de Alemania e Italia en el establecimiento de un nuevo orden en Europa.

ARTÍCULO 2: Alemania e Italia reconocen y respetan el liderazgo de Japón en el establecimiento de un nuevo orden en la Gran Asia Oriental.

ARTÍCULO 3: Japón, Alemania e Italia están de acuerdo en cooperar en sus esfuerzos en las líneas discutidas. Ellas se asistirán mutuamente con todos los medios políticos, económicos y militares si una de las naciones firmantes es atacada por una potencia que actualmente no esté involucrada en el conflicto europeo o en el conflicto sino-japonés.

ARTÍCULO 4: Con miras a aplicar el Pacto, comisiones técnicas, designadas por los respectivos gobiernos de Japón, Alemania e Italia, deben reunirse sin demora.

ARTÍCULO 5: Japón, Alemania e Italia afirman que los acuerdos no afectan en ninguna manera el estatus político actual entre cada una de las potencias firmantes y la Rusia soviética.

ARTÍCULO 6: El presente pacto será válido inmediatamente después de su firma y permanecerá así por diez años desde la fecha en que se volvió efectivo. Antes de la expiración de ese término, las Potencias firmantes podrán, por petición de una de estas, entrar en negociaciones para renovar el pacto.

Adhesiones de los Estados satélites

Hungría

Hungría solicitó poder firmar el Pacto al poco de crearse este, por una confusión en la que el periódico Deutsche Allgemeine Zeitung indicó que el ministro de Asuntos Exteriores alemán Joachim von Ribbentrop había expresado la expectativa alemana de que los Estados favorables a Alemania se adherirían al Pacto, cuando, en realidad, solo había mostrado su disposición a admitirlos sin darles un rol principal.[1]​ Alemania no dio una respuesta inmediata.

Hungría consideraba que la firma podía reportar beneficios al país sin imponerle grandes exigencias. No solamente no quedaban estas claras en el texto del Pacto,[1]​ sino que este era claramente no ofensivo y podía servir al gobierno de Horthy tanto para retirar el apoyo alemán a los movimientos extremistas en Hungría como para reforzar sus demandas territoriales exteriores y mantener las ventajas logradas en el reciente arbitraje de Viena.[1]

La firma se llevó a cabo el 20 de noviembre de 1940, cuando ya los alemanes contaban con más candidatos para sumarse al acuerdo, aunque concedieron a los húngaros de ser la primera nación en firmarlo tras los fundadores.[1]​ Voces de destacados políticos húngaros de la oposición se alzaron en el parlamento contra la decisión de rubricar el pacto -que fue siempre interpretado según la voluntad alemana y no húngara- pero sin resultado.[1]

República Eslovaca

La República Eslovaca, uno de los satélites más fieles a Alemania, con su tratado de protección firmado a los pocos días de la proclamación de la independencia del país bajo tutela alemana,[2]​ se apresuró a adherirse al Pacto. El 24 de noviembre de 1940 los representantes eslovacos lo firmaban.[2]

Bulgaria

Protokol-1.03.1941
Documento del Pacto Tripartito firmado por Bulgaria (rúbrica del primer ministro Bogdan Filov).

Tras el fracaso de la invasión de Grecia por los italianos en octubre de 1940, Hitler decide ayudar a su aliado para impedir que los británicos se asienten en el continente y pongan en peligro su abastecimiento de petróleo rumano.[3]​ Para alcanzar Grecia, el III Reich necesita la colaboración de Bulgaria (que debió entregar su litoral mediterráneo a los griegos tras la Primera Guerra Mundial). A pesar de los deseos de los soviéticos de mantener a las tropas alemanas fuera de Bulgaria, expresados durante enero y febrero de 1941, los alemanes alcanzaron un acuerdo con los búlgaros, que firman el Pacto el 1 de marzo de 1941[3]​ Los soviéticos fueron avisados por los alemanes solo dos días antes de la adhesión búlgara.[3]

Yugoslavia

Para asegurar su flanco derecho durante la invasión de Grecia y forzar la elección de bando de los yugoslavos, que trataban de mantenerse neutrales en el conflicto mundial,[3]​ Hitler exigió a Yugoslavia su adhesión al Pacto Tripartito (22 de marzo de 1941[1]​). Tras intentar evitarlo, el regente Pablo de Yugoslavia cedió, tratando de evitar así mayores concesiones, como el paso de tropas por el país.

El 25 de marzo de 1941 el primer ministro y el ministro de Asuntos Exteriores firman el Pacto.[3]​ El gesto quedaba invalidado, sin embargo, por el golpe de Estado del 27 de marzo, de tintes claramente favorables a los aliados, a pesar de las promesas del nuevo gobierno de mantener el compromiso suscrito. El cambio de gobierno lleva a Hitler a decidir la invasión de Yugoslavia,[3]​ sin informar a la URSS, que estaba a punto de firmar un tratado de no agresión con el nuevo gobierno establecido en Belgrado, a la vez que aseguraba a los alemanes el carácter amistoso de este hacia el Eje.[3]

Croacia

Tras resultar triunfante la invasión alemana de Yugoslavia en abril de 1941, se estableció el Estado Independiente de Croacia como gobierno títere patrocinado por el Tercer Reich y la Italia fascista. Dicho Estado se adhirió al Pacto Tripartito el 15 de junio de 1941.

Países invitados que no lo suscriben

España

El 13 de septiembre de 1940, el Ministro de Asuntos Exteriores de España, Ramón Serrano Súñer parte hacia Alemania acompañado de una serie de personas inclinadas en favor del nacionalsocialismo dentro de la España franquista. En este séquito figuran Demetrio Carceller Segura junto con Miguel Primo de Rivera, Dionisio Ridruejo, Antonio Tovar, Manuel Halcón y Manuel de Mora-Figueroa.[4]​ Esta comisión analiza las intenciones alemanas de suplantar la influencia que Francia e Inglaterra ejercían en España, señalando que España no había luchado para escapar a una dependencia y venir ahora a caer en otra.[5]​ Su opinión influye en la entrevista entre Serrano Súñer y Joachim von Ribbentrop celebrada el 27 de septiembre, que concluye con la no adhesión de España al Pacto Tripartito. España mantiene así la neutralidad y continua sosteniendo relaciones diplomáticas con Gran Bretaña y los Estados Unidos, aunque en noviembre de 1941 el gobierno español sí se adhirió al Pacto Antikomintern, tratado de cariz anticomunista y que no implicaba una alianza militar efectiva con Alemania.

Finlandia

La Alemania nazi había expresado su deseo de que Finlandia se adhiriese al Pacto Tripartito ya en 1940, considerando que dicho Estado podría ser un aliado valioso en la planificada invasión de la Unión Soviética, y de hecho Finlandia colaboró con el ataque alemán contra la URSS a partir de 25 de junio de 1941 en lo que el gobierno finés designó como la Guerra de Continuación contra los soviéticos. No obstante que Finlandia se adhirió al Pacto Antikomintern en noviembre de 1941, hasta el fin de la guerra rehusó requerimientos del Tercer Reich para unirse al Pactro Tripartito, considerando que los objetivos políticos y militares fineses no eran iguales a los de Alemania, y con el fin de mantener relaciones diplomáticas al menos con los Estados Unidos (en tanto Gran Bretaña había declarado la guerra a Finlandia apenas empezó el ataque contra los soviéticos).

Fin del Pacto

Luego de la invasión aliada de Sicilia, el gobierno italiano inició las negociaciones con los Aliados para firmar un armisticio. En efecto, el primer miembro del Pacto en abandonarlo fue el Reino de Italia en 1943 pues la República Social Italiana de Mussolini, que mantuvo formalmente el Pacto por parte italiana, en la práctica era un régimen por completo dependiente de la Alemania nazi. Entre agosto y septiembre de 1944, Bulgaria y Rumania fueron invadidas por el Ejército Rojo y para evitar una segura derrota se volvieron aliadas de la Unión Soviética, desligándose del Pacto. Hungría también intentó cambiar de bando, pero fue ocupada militarmente por Alemania en octubre de 1944, aunque semanas después fue también invadida por el Ejército Rojo, al igual que Eslovaquia. Con la derrota de Alemania en mayo de 1945, Japón fue el único miembro del Pacto que quedó, y como éste era un pacto de cooperación, dejó de tener validez en la práctica.

Notas y referencias

  1. a b c d e f N. F. Dreisziger: Hungary's way to World War II. Hungarian Helicon Society (1968). ISBN: B0000EBEMU
  2. a b Lumans, Valdis O.:"The Ethnic German Minority of Slovakia and the Third Reich, 1938-45." Central European History, 15:3 (1982)
  3. a b c d e f g Seton-Watson, Hugh: "The East European Revolution". Westview Pr (Short Disc) (1983). ISBN 978-0-86531-746-8
  4. Rodríguez Jiménez, 2002, p. 35.
  5. Herbert Feis, The Spanish Story, Nueva York, 1948, páginas 76-98. Fue el primer autor que mantuvo la tesis de que las demandas españolas estaban deliberadamente exageradas para obligar a los alemanes a dar una respuesta negativa.

Bibliografía

Enlaces externos

Acontecimientos que condujeron al ataque a Pearl Harbor

Los acontecimientos que condujeron al ataque a Pearl Harbor comenzaron en julio de 1940 cuando los militares y políticos japoneses partidarios de la alianza con la Alemania nazi y la Italia fascista —que acababan de derrotar a Francia— consiguieron derribar al primer ministro Mitsumasa Yonai, que se había opuesto al pacto porque consideraba que llevaría a la guerra con el Reino Unido y con Estados Unidos. El giro en la política exterior de Japón quedó confirmado en septiembre cuando decidió ocupar el norte de la Indochina francesa y firmó el Pacto Tripartito que lo ligaba a las potencias europeas del Eje.

En mayo del año siguiente Estados Unidos expuso su posición en los llamados Cuatro Principios presentados por el secretario de Estado Cordell Hull absolutamente contrarios a la política expansionista japonesa, que tenía como objetivo el establecimiento de un área exclusiva en Asia Oriental y el Pacífico occidental llamada Esfera de Coprosperidad de la Gran Asia Oriental. La invasión alemana de la Unión Soviética a finales de junio fue aprovechada por Japón para completar la ocupación de la Indochina francesa, lo que fue respondido por el presidente estadounidense Franklin D. Roosevelt con la imposición de unas duras sanciones económicas que incluían el embargo de las exportaciones de petróleo.

Los Estados Mayores del Ejército y de la Armada imperiales, apoyados por el ministro de la Guerra, general Hideki Tojo, presionaron al primer ministro Fumimaro Konoe para que se entrara en guerra con Estados Unidos, y éste dimitió el 16 de octubre cuando no pudo conseguir ampliar la fecha límite de principios de octubre para dar por concluidas las conversaciones con Estados Unidos y recurrir a la fuerza. Le sustituyó el general Tojo, que recibió el encargo del emperador de agotar todas las posibilidades para llegar a un acuerdo diplomático antes de desencadenar la guerra. La nueva fecha límite se fijó para el 30 de noviembre pero los preparativos bélicos no se abandonaron —el plan de ataque a Pearl Harbor presentado por el almirante Yamamoto fue aprobado el 20 de octubre, el mismo día en que se constituyó el gabinete de Tojo— y los líderes políticos y militares japoneses no hicieron ninguna concesión importante a las demandas estadounidenses, excepto la retirada de las tropas japonesas del sur de Indochina, por lo que el 26 de noviembre el secretario Hull entregó a los representantes japoneses la que sería conocida como la Nota Hull, en la que se exigía a Japón no sólo la retirada completa de Indochina, sino también de China y el abandono de la alianza con la Alemania nazi.

La Nota Hull fue considerada como un ultimátum por los dirigentes japoneses y el 1 de diciembre la Conferencia Imperial aprobaba la guerra, aunque no se comunicaría la ruptura de las negociaciones hasta media hora antes de que comenzara el ataque a Pearl Harbor, previsto para las 8:00 horas del domingo 7 de diciembre de 1941 (hora de Hawái), las 13:30 horas del mismo día en Washington D.C. Un problema con el descifrado del mensaje por la embajada japonesa hizo que el comunicado se entregara a las 14:20 horas, cuando ya hacía una hora que los aviones japoneses estaban bombardeando Pearl Harbor. Al día siguiente el presidente Roosevelt se dirigió al Congreso para pedir la declaración de guerra a Japón. Su discurso comenzó diciendo: «Ayer, 7 de diciembre de 1941, una fecha que vivirá en la infamia, Estados Unidos de América fue atacado repentina y deliberadamente por fuerzas navales y aéreas del Imperio japonés».

Asentamiento judío en el Japón Imperial

El plan para un asentamiento judío en el Japón Imperial hubiera significado el desplazamiento de judíos a Japón y desde allí a las zonas que ocupaba en China antes y durante la Segunda Guerra Mundial, en forma coincidente con la Segunda Guerra Sino-Japonesa. El comienzo de la guerra en Europa por parte de la Alemania Nazi tuvo como consecuencia las persecuciones en masa y genocidio de los judíos en lo que se denomina Holocausto.

A pesar de que existe muy escasa evidencia que sugiera que los japoneses hayan considerado el establecimiento de un Estado judío o una región autónoma judía,​ en 1979 Rabbi Marvin Tokayer y Mary Swartz escribieron el libro 'The Fugu Plan'. En este relato parcialmente ficticio, Tokayer y Swartz denominaron como el Plan Fugu o Fugu Plot (河豚計画, Fugu keikaku?) a los memorandums que se escribieron durante la década de 1930 en el Japón Imperial proponiendo asentar en territorios japoneses a refugiados judíos que escaparan de los territorios ocupados por los nazis en Europa. Tokayer y Swartz sostenían que el plan, cuyos proponentes lo consideraban riesgoso pero potencialmente ventajoso para Japón, fue denominado con la palabra japonesa para pez globo, un platillo exquisito que puede ser sumamente venenoso si no ha sido preparado en forma correcta.​

Las afirmaciones de Tokayer y Swartz están basadas en dichos del capitán Koreshige Inuzuka. Ellos afirman que dicho plan fue discutido por primera vez en 1934 y consolidado en 1938, siendo apoyado por personajes importantes tales como Inuzuka, Ishiguro Shiro y Norihiro Yasue;​ sin embargo, la firma del Pacto Tripartito en 1941 junto con otros eventos hicieron que nunca fuera implementado en forma completa. Los memorandums no se denominaban El Plan Fugu.

Ben-Ami Shillony, un profesor de la Universidad Hebrea en Jerusalén, indicó que las afirmaciones a partir de las cuales Tokayer y Swartz basaron su caso fueron sacadas de contexto, y que la traducción a partir de la cual ellos trabajaron poseía errores. La opinión de Shillony es compartida por Kiyoko Inuzuka (esposa de Koreshige Inuzuka).​ En el artículo 'Los judíos y los japoneses: Los extranjeros exitosos', él pone en duda que los japoneses alguna vez hayan considerado establecer un Estado judío o una región autónoma judía.​​​

Bombardeo de Belgrado (1941)

El bombardeo de Belgrado (en serbio: Bombardovanje Beograda, serbio cirílico: Бомбардовање Београда) durante la Segunda Guerra Mundial, también conocido por su nombre en clave Operación Castigo (en alemán: Unternehmen Strafgericht),​ fue una operación militar aérea de la Luftwaffe sobre la ciudad de Belgrado, capital del Reino de Yugoslavia, como paso previo a la invasión del país por las potencias del Eje. Los ataques tuvieron lugar los días 6, 7, 11 y 12 de abril de 1941.

Los ataques aéreos de la Luftflotte 4 de la fuerza aérea del III Reich, comandada por el general Alexander Löhr, destruyeron la mayor parte de las infraestructuras de la ciudad y causaron entre 2000​​ y 17 000 ​​​ muertos (según diferentes versiones) entre la población civil;​ aunque Antony Beevor amplía los márgenes y los sitúa entre 1500 y 30 000.​ En la campaña participaron 2236 aviones, que arrojaron sobre la ciudad 440 Tm de bombas.​ La orden directa del ataque vino del alto mando alemán, tras enfurecer a Adolf Hitler la deposición del príncipe Pablo, con quien había firmado el Pacto Tripartito, en un golpe de estado incruento producido el 27 de marzo anterior. El mismo día en el que comenzaron los bombardeos, los Ejércitos del Eje iniciaron la invasión terrestre de Yugoslavia desde todas sus fronteras.​

La operación fue un éxito, y consiguió incomunicar totalmente al alto mando yugoslavo con sede en Belgrado con sus fuerzas sobre el terreno; el general Danilo Kalafatović firmó el armisticio el 17 de abril siguiente. El rey Pedro II y su Gobierno partieron al exilio en Londres, y el Estado balcánico fue repartido entre las potencias del Eje; tanto la ciudad como Serbia permanecieron durante más de tres años bajo ocupación alemana.

Al final de la guerra, la ciudad fue bombardeada de nuevo, en este caso por los Aliados, en una operación llevada a cabo por fuerzas anglo-estadounidenses los días 16 y 17 de abril de 1944. Su finalidad fue aniquilar las posiciones alemanas y facilitar la liberación de la ciudad, consumada en una operación conjunta de los Partisanos y el Ejército Rojo a finales de ese año.

Bulgaria durante la Segunda Guerra Mundial

La historia de Bulgaria durante la Segunda Guerra Mundial cubre el período entre 1939 y 1945. Hasta el 1 de marzo de 1941, Bulgaria se mantuvo neutral en la guerra. En dicha fecha, se convirtió en aliada de las fuerzas del Eje hasta el 9 de septiembre de 1944, momento en que cambió de bando para integrarse en el de los Aliados hasta el final de la guerra. No obstante, hay que destacar que, a diferencia de otros países como Hungría o Rumania que son, al igual que la propia Bulgaria, unos satélites oportunistas del Tercer Reich que pretenden obtener ganancias territoriales de una alianza con Alemania, Bulgaria mantuvo relaciones diplomáticas con la URSS en todo momento.

Dragiša Cvetković

Dragiša Cvetković (en serbio cirílico Драгиша Цветковић; Niš, 15 de enero de 1893-París, 18 de febrero de 1969) fue un político serbio y primer ministro de Yugoslavia y, en varias ocasiones, alcalde de Niš, actualmente en Serbia.

Dušan Simović

Dušan T. Simović (Kragujevac, 28 de octubre de 1882—Belgrado, 26 de agosto de 1962) fue un militar serbio que se desempeñó como general en el Ejército del Reino de Yugoslavia y fue primer ministro yugoslavo en abril de 1941, cuando el III Reich lanzó su Invasión de Yugoslavia en el marco de la II Guerra Mundial. Más tarde continuó como primer ministro del Gobierno yugoslavo en el exilio durante parte de la guerra.

Esteban Caamaño Bernal

Esteban Caamaño Bernal, sindicalista, político y arrumbador nacido en El Puerto de Santa María, provincia de Cádiz, el 25 de diciembre de 1925 y fallecido el 19 de junio de 2006. Trabajador del Gremio de la Vid. Trabajó en la Empresa Terry del Puerto de Santa María. Promotor de la Unión Sindical Obrera. Miembro de la UGT. Ha sido vocal nacional del Sindicato de Alimentación. Presidente local del Sindicato de la Vid. Miembro de la Liga para la Defensa de los Derechos Humanos.

Fue Diputado de las Cortes Constituyentes (1977-1979) por el PSP/PSA, (Partido Socialista Popular/Partido Socialista de Andalucía). Cuando se produjo en 1978 la integración del PSP en el PSOE, resultó elegido Diputado a Cortes, ocupando después los cargos de Senador y Europarlamentario también por el PSOE.

Fue candidato a la alcaldía por el PSOE en las elecciones municipales de 1979, las primeras que se celebraban en el nuevo periodo democrático, resultando elegido concejal con responsabilidades de gobierno, merced al pacto tripartito de las izquierdas (PC-PSOE-PSA), que dio la alcaldía a la formación de estas tres más votada, -el Partido Comunista- siendo el alcalde Antonio Álvarez Herrera. Fue distinguido con la Placa de Oro de la provincia en 2002, por la Diputación Provincial de Cádiz.

Golpe de Estado en Yugoslavia de 1941

El golpe de Estado del 27 de marzo de 1941 fue un alzamiento militar prácticamente incruento de parte de los oficiales del Ejército yugoslavo que derrocaron al regente Pablo de Yugoslavia y proclamaron la mayoría de edad del rey Pedro II de Yugoslavia. Se formó un nuevo gobierno con el general Dušan Simović al frente que a los pocos días hubo de enfrentarse a la invasión de Yugoslavia por las tropas del Eje y exiliarse ante la rápida derrota militar.

Tradicionalmente aliada de Francia, Yugoslavia había ido acercándose a Alemania durante la segunda mitad de la década de 1930, en parte como contrapeso a la hostilidad de algunos de sus vecinos, especialmente de Italia, Austria y Hungría, y en parte por motivos económicos. La progresiva ampliación del Pacto Tripartito a las naciones de los Balcanes una vez comenzada la Segunda Guerra Mundial, el ataque de Mussolini a Grecia y los planes de campaña de Adolf Hitler para contrarrestar el fracaso de este aumentaron la presión sobre los yugoslavos para alinear su política con el Eje. Tras largas negociaciones, que los Aliados no pudieron detener por falta de alternativas al apaciguamiento de las potencias fascistas, el Gobierno yugoslavo aceptó rubricar el Pacto después de lograr importantes excepciones. Esto produjo una rápida reacción en el país, con apoyo británico, entre parte de los militares, que dieron un golpe de Estado que acabó con la regencia y proclamaron mayor de edad al monarca. El nuevo Gobierno, a pesar del entusiasmo pasajero de los aliados, hubo de retomar pronto la actitud previamente criticada y no tuvo tiempo de aplicar nuevas políticas antes del ataque del Eje contra el país menos de dos semanas después del golpe, que se saldó con una rápida derrota de las fuerzas armadas yugoslavas y la partición y ocupación del país.

Heinrich Stahmer

Heinrich Georg Stahmer (Hamburgo, 3 de mayo de 1892 – Vaduz, 13 de junio de 1978) fue un diplomático alemán. Fue embajador de la Alemania nazi ante la China de Nankín y Japón,​ y tuvo un papel relevante durante las negociaciones del Pacto Tripartito.

Imperio del Japón

El Gran Imperio del Japón (大日本帝国, Dai-Nippon/-Nihon Teikoku?) comúnmente se refiere a Japón desde la Restauración Meiji en 1868, aunque no fue oficial hasta 1895 cuando comenzaron las guerras sino-japonesa y ruso-japonesa, hasta el fin de la Segunda Guerra Mundial en 1945 y la nueva Constitución de Japón de 1947.

La rápida industrialización y militarización del Japón imperial llevaron a su surgimiento como una potencia mundial y el establecimiento de un imperio colonial. En el apogeo de su poder, en 1942, el Imperio del Japón gobernaba sobre una superficie que abarcaba 7,4 millones de kilómetros cuadrados, por lo que fue uno de los más grandes imperios marítimos de la historia.

Invasión de Yugoslavia

La Invasión de Yugoslavia, llamada «Operación 25» por las fuerzas del Eje, fue la campaña contra el Reino de Yugoslavia que tuvo lugar en abril de 1941, durante la Segunda Guerra Mundial. La invasión concluyó once días después de iniciada, cuando el 17 de abril el Ejército Real Yugoslavo se rindió incondicionalmente.​ El país fue ocupado inmediatamente y desmembrado. De parte de su territorio surgieron nuevos países con gobiernos afines al Eje, como el Estado Independiente de Croacia o el Estado Independiente de Montenegro.

La campaña se preparó a toda prisa después de que Hitler decidió aplastar al país tras el golpe de Estado del 27 de marzo que parecía haber anulado la adhesión yugoslava al Pacto Tripartito dos días antes. Los intentos del nuevo gobierno, supuestamente partidario de los aliados, de apaciguar al canciller alemán resultaron vanos y los preparativos del Eje para invadir el país continuaron. El ataque comenzó con un duro bombardeo a la capital yugoslava el 6 de abril,​ que causó varios miles de muertos, desbarató la fuerza aérea yugoslava y extendió el caos en las defensas de esa nación.​ No hubo declaración de guerra previa.​ Las principales unidades invasoras partieron de Rumanía, Austria y Bulgaria y tuvieron como objetivo fundamental aislar a Yugoslavia de Grecia y de las unidades británicas allí destacadas, y cercar Belgrado.​ Alemania atacó a la vez Grecia.​ Al día siguiente, ante el ataque del Eje, Yugoslavia declaró la guerra a Italia y a Alemania.​ Inmediatamente las fuerzas armadas yugoslavas, mal preparadas para repeler el ataque, se vieron en graves dificultades, aumentadas por la renuencia de gran parte de los reclutas no serbios, especialmente de los croatas, a resistir el ataque.​

En el sur las fuerzas yugoslavas lograron resistir durante cinco días, pero el 11 de abril los alemanes consiguieron tomar contacto con las unidades italianas que avanzaban desde Albania.​ Dos días más tarde, entraron a la capital yugoslava.​ Para entonces, el frente norte ya había cedido y el 10 los alemanes habían entrado en Zagreb.​ El mismo día, los ustachas proclamaron un nuevo Estado croata con el beneplácito alemán y el Gobierno central perdió el control de Eslovenia.​​ Los italianos avanzaron en Eslovenia y a lo largo de la costa, días después del comienzo de la campaña, y el 17 capturaron Kotor y los restos de la flota yugoslava.​

La victoria del Eje llegó pronto, tan solo once días después del comienzo de la campaña.​ La decisión del alto mando yugoslavo no ayudó a resistir el embate, ya que ordenó a su ejército defender el país desde todas sus fronteras,​ algo difícil de lograr si se considera la mayor calidad de las fuerzas alemanas. Medio movilizado, mal pertrechado y superado en número, el Ejército yugoslavo fue derrotado por el enemigo a pesar de lograr alguna victoria local.​ La superioridad de la fuerza aérea y acorazada alemana y la movilidad de sus unidades consiguieron llevar a cabo la operación relámpago que Hitler había ordenado pocos días antes.​ Los alemanes vencieron a un enemigo que desplegó más de un millón de soldados y sufrieron escasísimas bajas en una campaña de doce días.​​

El Gobierno yugoslavo se retiró a Bosnia, más tarde a Montenegro y el 19 de abril partió a Atenas, donde ya se hallaba el soberano.​ Un día después los alemanes impusieron la rendición incondicional.​ Yugoslavia fue dividida entonces en varias zonas de ocupación y su territorio se repartió entre Alemania, Italia, Hungría, Bulgaria y el nuevo Estado croata.

Las estadísticas marcan, un saldo de al menos 220000 civiles muertos, en todo el territorio yugoslavo y miles de millones de dolares en perdidas económicas.​

Javier Chourraut

José Javier Chourraut Burguete (Lizoáin, Navarra, 3 de diciembre de 1935) es un político español. Fue alcalde de Pamplona en dos ocasiones, con dos formaciones políticas diferentes: entre 1987 y 1991, con Unión del Pueblo Navarro, y entre 1995 y 1999, con Convergencia de Demócratas de Navarra.

La Voz de Canarias Libre

La Voz de Canarias Libre fue una emisora de radio que comenzó a emitir desde Argel en 1975 para el Archipiélago Canario (España), convirtiéndose en el medio de difusión de la organización independentista MPAIAC. En un programa nocturno diario de una hora, trasmitía en onda media, larga y corta y era captada en Canarias, Europa, América y Australia.

La noche del 2 de diciembre de 1975, a la vez que marroquíes y mauritanos ocupaban el Sáhara Occidental tras el Pacto Tripartito de Madrid, comenzó a emitir con Antonio Cubillo desde su exilio en Argel. El Gobierno de la República de Argelia apoyó la iniciativa de Cubillo de utilizar los estudios, antes utilizados por La Voz de Portugal Libre y en la actualidad gestionados por los saharauis del Frente Polisario y su gobierno en el exilio.

Tras duras maniobras de la diplomacia española​ (incluso un Intento de asesinato a Antonio Cubillo, reconocido por los tribunales españoles y obligados a indemnizarle con 150000€​), el gobierno argelino ordenó poner fin a las emisiones. Años después, el papel de "tribuna" del MPAIAC lo ocupó el Diario El Guanche en Internet. En el verano de 2008, el partido Congreso Nacional de Canarias (CNC), brazo político del MPAIAC, refundó La Nueva Voz de Canarias Libre, también a través de Internet.

Partido Independiente Valle del Guadiaro

El Partido Independiente Valle del Guadiaro (PIVG) es un partido político español de ámbito local constituido en el distrito Valle del Guadiaro, perteneciente al municipio de San Roque, provincia de Cádiz. Fue fundado en el año 1994.

El ámbito de actuación del PIVG es el municipio de San Roque y se define como un partido independiente y abierto a todas las ideologías, y no se ubica en ningún lugar concreto del espectro político,​ si bien hay opiniones externas al partido que lo califican como conservador.​​

Desde su fundación, el objetivo del PIVG es la autonomía local del distrito Valle del Guadiaro.​ Es por ello por lo que cosecha la práctica totalidad de sus votos en el distrito Valle del Guadiaro.​ En primer lugar intentó la constitución de un municipio por vía judicial, siendo desestimada la propuesta así como su recurso.​ Desde entonces el PIVG busca la creación de una Entidad Local Autónoma para el Valle del Guadiaro.​

Desde su primera participación en unas elecciones municipales, en 1995, el PIVG siempre ha tenido representación en el Ayuntamiento de San Roque. Consiguió dos ediles en 1995, 2007 y 2011 y uno en 1999, 2003, 2015 y 2019.

El PIVG nunca había formado parte del equipo de gobierno de San Roque hasta el año 2009, cuando Fernando Palma, del Partido Popular, accedió a la alcaldía. Ocuparon carteras muy importantes dentro del gobierno municipal: Juan Roca fue vicealcalde y jefe del distrito Valle del Guadiaro, y Jesús Mayoral, líder del partido, ostentó la concejalía de Economía y Hacienda.​

En las elecciones municipales de 2011 el PIVG mantuvo sus dos concejales.​ Un pacto tripartito entre el PSOE, el PA y el PIVG permitió a los concejales guadiareños mantener sus carteras bajo la alcaldía del socialista Juan Carlos Ruiz Boix.​ En 2015 pierden uno de sus dos ediles y dejan de estar en el equipo de gobierno municipal al conseguir la mayoría absoluta el PSOE.

Potencias del Eje en la Segunda Guerra Mundial

Las Potencias del Eje (en alemán, Achsenmächte; en italiano, Potenze dell'Asse; en japonés: 樞軸國 Sūjikukoku), también conocido como "Eje Roma–Berlín–Tokio" (también acrónimo como "Roberto"),​ eran el bando beligerante que luchó contra los Aliados en la Segunda Guerra Mundial, estando integrado y liderado por Alemania, el Imperio de Japón y el Reino de Italia, además de la ayuda de otros países.

Dichas naciones formaron un Pacto Tripartito que posteriormente derivó en lo que se llamó el «Bloque Berlín-Roma-Tokio». Este nuevo bloque logró su establecimiento debido a las coincidencias que existían entre los sistemas de gobierno, económico e ideológico de los tres países. De igual forma, compartían tres coincidencias de connotación negativa: fueron los países menos beneficiados por el Tratado de Versalles.

Saburō Kurusu

Saburō Kurusu (来栖 三郎, Kurusu Saburō?, 6 de marzo de 1886 – 7 de abril de 1954) fue un diplomático japonés que es recordado por haber sido el enviado especial a Washington del gobierno del Imperio de Japón que en noviembre de 1941 intentó alcanzar un acuerdo con Estados Unidos que evitara la guerra, mientras Japón preparaba secretamente el ataque a Pearl Harbor, hecho que Kurusu desconocía. También es recordado por haber sido el firmante como embajador japonés en Berlín del Pacto Tripartito, aunque se oponía rotundamente al mismo,​ que selló el 27 de septiembre de 1940 la alianza del Imperio de Japón con la Alemania nazi y con la Italia fascista. Al igual que el embajador Kichisaburo Nomura, al finalizar la Segunda Guerra Mundial no fue procesado por el Tribunal de Tokio. Se dedicó a dar clases en la Universidad de Tokio y vivió en el campo con su esposa norteamericana a quien había conocido y se había casado con ella durante los seis años (1914-1920) en que estuvo destinado como cónsul japonés en Chicago.

Teijirō Toyoda

Teijirō Toyoda (豊田 貞次郎, Toyoda Teijirō ?, 7 de agosto de 1885 – 21 de noviembre de 1961) fue un almirante de la Armada Imperial Japonesa y ministro de Asuntos Exteriores de Japón en 1941.

Educado en la Universidad de Oxford, en 1940 fue nombrado viceministro de Marina del gobierno de Fumimaro Konoe, mostrándose partidario de que Japón firmara el Pacto Tripartito con la Alemania nazi y la Italia fascista, sobre todo porque eso supondría un incremento del presupuesto de la Armada Imperial. Poco después ocupó el cargo de ministro de Comercio e Industria y en julio de 1941 sustituyó a Yosuke Matsuoka al frente del ministerio de Asuntos Exteriores, siendo el encargado de presionar al gobierno de Vichy para que permitiera la ocupación de toda la Indochina francesa, amenazando con el uso de la fuerza si se negaba. El 22 de julio los franceses cedieron y dos días después el presidente norteamericano Franklin D. Roosevelt respondió decretando el embargo de las exportaciones de petróleo a Japón, un momento decisivo en el camino hacia Pearl Harbor.​

Durante los tres meses siguientes intentó llegar a un acuerdo con Estados Unidos que evitara la guerra, pero en octubre de 1941 todo el gobierno Konoe dimitió, y el nuevo primer ministro Hideki Tojo no lo renovó en el cargo.

Durante la Segunda Guerra Mundial dirigió la principal industria siderurgia del país, que había sido nacionalizada, y luego fue ministro de Transportes y Comunicaciones y de Armamento. Tras la rendición de Japón no fue procesado por el Tribunal de Tokio y se dedicó a la actividad empresarial.

Tripartito

Tripartito puede referirse a:

Un gobierno de coalición formado por tres partidos políticos.Tripartito catalán (tripartit)Unificación Puertorriqueña Tripartita

Un pacto a acuerdo entre tres partes.Pacto Tripartito o Pacto del Eje.

Acuerdo Tripartito de MadridTripartismo o diálogo social tripartito.Fundación Tripartita para la Formación en el EmpleoTripartición social

Tratado Tripartito (manuscritos de Nag Hammadi).

Tríada

Ángel Olivares

Ángel Olivares Ramírez (Burgos, 8 de febrero de 1955) es un político español que actualmente sirve como secretario de Estado de Defensa.

Ocupó los cargos de gobernador civil de Ávila de 1988 a 1990, delegado del Gobierno en Extremadura de 1990 a 1993, delegado del Gobierno en Castilla y León de 1993 a 1994 y director general de la Policía de 1994 a 1996.​ Fue alcalde de la ciudad de Burgos​ de 1999 a 2003, siendo el primer alcalde socialista en la historia de esta ciudad.

Se presentó a las elecciones locales por primera vez en de 1999. No consiguió una mayoría, pero el resultado le sirvió para formar gobierno gracias al pacto tripartito PSOE-Izquierda Unida-Tierra Comunera. De los 27 concejales que conforman el Ayuntamiento de Burgos el PP obtuvo 10, el PSOE 9, Tierra Comunera-Partido Nacionalista Castellano 3, APBI-Acción Popular Burgalesa Independiente 3 e Izquierda Unida 2.

Volvió a ser el candidato por el PSOE en las elecciones de 2003, y obteniendo su partido un resultado mejor que el anterior, 10 concejales, no pudo gobernar debido a la mayoría absoluta que obtuvo el Partido Popular, 14 concejales. Solución Independiente, partido del antiguo alcalde José María Peña San Martín obtuvo 2 concejales, e Izquierda Unida 1.

De nuevo volvió a presentarse en 2007, pero de nuevo el Partido Popular revalidó la mayoría absoluta, esta vez con 15 concejales.

En otros idiomas

This page is based on a Wikipedia article written by authors (here).
Text is available under the CC BY-SA 3.0 license; additional terms may apply.
Images, videos and audio are available under their respective licenses.