Ley de garantías papales

La Ley de Garantías Papales (en italiano Legge delle Guarentigie) fue una norma legal emitida por el Reino de Italia, el 13 de mayo de 1871, con el fin de regular las relaciones políticas entre el estado italiano y la Santa Sede. La causa inmediata para la emisión de esta ley fue que tras la exitosa toma de Roma por las tropas del Regio Esercito, los antiguos Estados Pontificios habían sido extinguidos de facto e incorporados plenamente al Reino de Italia,[1]​ perdiendo el Papado su poder político efectivo.

El gobierno italiano había establecido la capital del Reino de Italia en la misma ciudad de Roma y allí fueron trasladadas las entidades administrativas oficiales, mientras que el pontífice Pío IX se declaraba "prisionero en el Vaticano" rechazando que el Estado Italiano le impusiera normas legales pese a haber sido jefe de estado que por la milenaria tradición papal, no podía establecerse en otro sitio que no fuera la ciudad de Roma. No obstante, los políticos italianos llevaron adelante la idea de establecer "garantías especiales" en beneficio del Papado para evitar que Pío IX y sus sucesores quedasen en posición de dependencia o subordinación hacia el Estado Italiano.

La "Ley de Garantías" establecía así que el Papado conservaba el derecho de recibir embajadores foráneos y designar diplomáticos, mantener un cuerpo armado a su servicio (la Guardia Suiza), y se fijaba un régimen de extraterritorialidad para las residencias papales, asimilándolos al nivel de las embajadas extranjeras. También se disponía la inviolabilidad de la persona del pontífice, junto con derecho a recibir honores de jefe de estado, y el otorgamiento de un presupuesto al Papado por parte del Reino de Italia, equivalente a 3,225,000 liras anuales.[2]​ Finalmente, se aseguraba libertad de reunión al clero católico, y se eximía a los obispos de cualquier juramento de lealtad al Rey de Italia.

Pío IX rechazó las condiciones por cuanto éstas consistían en una oferta unilateral, y además estaban plasmadas en una ley aprobada por el parlamento italiano, la cual podía en cualquier momento ser abolida por éste. El hecho que las "Garantías" pudieran ser alteradas por una decisión del parlamento italiano causaron un fuerte rechazo en el Papado, al no fijarse estas condiciones por un "acuerdo entre pares" como reclamaba Pío IX. De hecho las "Garantías" consideraban al pontífice como un súbdito italiano, con lo cual el Papa consideró que perdería su independencia política.

Las relaciones entre Italia y el Papado quedaron muy maltrechas en tanto ambas partes mostraban intransigencia en sus posiciones. Los sucesivos gobiernos italianos rehusaron considerar al Papado como "sujeto de derecho internacional", mientras que auspiciaban la costumbre de denominar Via Vente Settembre a todas las calles que cruzaban la catedral de cada ciudad italiana, para recordar al clero católico el triunfo de la Casa de Saboya sobre el Papado.

Por su parte los pontífices rechazaron apariciones públicas en Roma o salir del Palacio Apostólico, al extremo de realizar las principales ceremonias dentro de la Capilla Sixtina y rehusar otorgar bendiciones en la plaza de San Pedro (este evento sólo se realizaba en un balcón interior del palacio). Inclusive en 1874 el Papado prohibió a los católicos italianos participar activamente en la vida política, como protesta ante la situación.

Las malas relaciones entre la Santa Sede e Italia se mantuvieron hasta que en 1929 fueron celebrados los Pactos de Letrán, que dieron origen a la Ciudad del Vaticano.

Referencias

  1. MantuaLex (ed.). «Legge 13 maggio 1871, n. 214 per le guarentigie delle prerogative del Sommo Pontefice e della Santa Sede e per le relazioni della Chiesa con lo Stato.». Consultado el 15 de agosto de 2010.
  2. Este monto resulta equivalente a unos 13,5 millones de euros. Vedi: Istat, Indice dei prezzi per le rivalutazioni monetarie, Coefficienti annuali per rivalutare somme di denaro da un determinato anno all'ultimo disponibile. Sito Istat.
Cuestión romana

La cuestión romana fue una disputa política entre el gobierno italiano y el papado desde 1861 hasta 1929.

La cuestión romana comenzó con el intento por parte de Italia de anexionarse Roma y la consiguiente extinción del poder temporal de la Santa Sede Apostólica, y terminó con los pactos de Letrán firmados en 1929 por el gobierno de Benito Mussolini y el Papa Pío XI. Durante este periodo los papas se consideraban a sí mismos (según las palabras de Pío IX) "Prisioneros en el Vaticano".

Después de que los Pactos de Letrán fueran firmados en 1929, los papas comenzaron a visitar regularmente otros sitios de Roma fuera del territorio vaticano, particularmente la Basílica de San Juan de Letrán. También comenzaron a ir a su residencia de verano de Castel Gandolfo, que tiene privilegios extraterritoriales, como una embajada, pero sin formar parte de Ciudad del Vaticano.

Reino de Italia (1861-1946)

El Reino de Italia (en italiano: «Regno d'Italia») fue el nombre asumido el 17 de marzo de 1861 por el estado surgido tras la unificación nacional italiana (1848-1870) liderada por Víctor Manuel II que se coronó Rey de Italia en 1861. La creación del Reino de Italia fue el resultado de los esfuerzos concertados de los nacionalistas italianos y monárquicos leales a la Casa de Saboya, reinante hasta ese momento en el estado predecesor al Reino de Italia, el Reino de Cerdeña, para establecer un reino unido que abarcara toda la península italiana.

Desde 1922 hasta 1943 se denomina Italia fascista, que es la época del gobierno del Partido Nacional Fascista con Benito Mussolini como jefe de gobierno. Precisamente su participación en la Segunda Guerra Mundial llevó a su desaparición tras celebrarse un referéndum en 1946 en el que el sistema republicano salió ganador con respecto al monárquico debido al descontento civil y al desprestigio de éste durante la guerra. Finalmente el 2 de junio de 1946 se proclamó la República Italiana, forma de estado de Italia hoy día.

Bajo la soberanía del Reino de Italia se constituyó un imperio colonial que comprendía amplios dominios en África oriental, en Libia y el Mediterráneo, así como Tianjin, en China (en este último caso de manera compartida con otras naciones europeas y con los Estados Unidos y Japón).

En otros idiomas

This page is based on a Wikipedia article written by authors (here).
Text is available under the CC BY-SA 3.0 license; additional terms may apply.
Images, videos and audio are available under their respective licenses.