Hircano II

Hircano II (103 - 30 a. C.), era el hijo mayor del rey y sumo sacerdote Alejandro Janneo y de su esposa Salomé Alejandra. Tras la muerte del rey Alejandro en el 79 a. C., la reina gobernó Judea y su hijo Hircano fue el sumo sacerdote.

Hyrcanus II
Hircano II
"Promptuarii Iconum Insigniorum "

Lucha contra Aristóbulo II

Salomé designó a su hijo Hircano II como sucesor[1]​ y al fallecer ella, en el 67 a. C., Hircano II se proclamó rey, apoyado por los fariseos, quienes habían respaldado a Salomé.

Los saduceos, que habían sido favorecidos durante el reinado de Janneo pero fueron apartados del poder durante el gobierno de Salomé, apoyaron las pretensiones del otro hijo de Salomé, Aristóbulo II, quien logró hacerse dueño de una parte del territorio y se erigió en rey.

Antípatro de Idumea persuadió a Hircano II para pelear contra su hermano por sus derechos, e incluso lo convenció de que su hermano menor quería matarlo.[2]​ Luego intervino para que Hircano II buscara la protección del rey árabe Aretas III de Petra. Ambos atacaron a Aristóbulo II en Jerusalén, lo que llamó la atención del magistrado romano, Pompeyo, asignado a la provincia oriental del Mediterráneo.[3]​ En el 65 a. C., el general romano Pompeyo lo obligó a retirarse. Así, Aristóbulo II logró conservar transitoriamente el trono.

Pompeyo se fue a luchar contra Tigranes de Armenia y una vez vencedor regresó a Damasco, Siria, en el 63 a. C., Pompeyo tomó partido aparentemente por Hircano II y tomó Jerusalén, donde los romanos profanaron el Templo. Pompeyo llevó como prisionero a Aristóbulo junto con sus hijos, Alejandro y Antígono Matatías, a Roma.

Pompeyo restableció a Hircano II[4]​ como sumo sacerdote, pero no como rey. Judea pasó a ser en realidad un protectorado de Roma.

Alejandro logró escapar de Roma y en el 60 a. C. protagonizó una revuelta para derrocar a Hircano II; aunque inicialmente tuvo éxito, fue derrotado por Aulo Gabinio, procónsul romano de Siria. Aristóbulo II logró escapar en 56 a. C. y se enfrentó infructuosamente a Gabinio, hasta que éste marchó a combatir a Egipto en 56 a. C.. Aristóbulo II aprovechó esta situación para derrotar a Hircano II.

De regreso, Gabinio derrotó otra vez a Aristóbulo II, pero a partir de allí el poder político de Hircano II fue meramente nominal y Antípatro de Idumea fue el verdadero jefe de gobierno a órdenes de los romanos. El país fue dividido en cinco territorios administrativos.

Poder de Antípatro

En el 53 a. C. el poderío romano en Asia decayó tras la victoria del Imperio Parto sobre Craso en la batalla de Carrhae y luego, desde el 49 a. C., por la guerra civil entre Pompeyo y Julio César. Durante el conflicto, Aristóbulo II fue envenenado en Roma, y su hijo Alejandro, decapitado por orden de Pompeyo en Antioquía. Victorioso César, en el 47 a. C., nombró a Hircano II como etnarca de Judea, mientras que mantuvo a Antípatro como ministro principal y a Herodes, hijo de Antípatro, como "estratega" de Galilea. César trataba de organizar el estado para contraatacar a los partos.

Tras el asesinato de César en el 44 a. C. la expansión del poder parto continuó, aprovechando los enfrentamientos entre los enemigos de César, dirigidos por Casio y Bruto y el segundo triunvirato. Triunfador éste, en el 41 a. C., Marco Antonio designó a Fasael y Herodes, los hijos de Antípatro, quien había sido envenenado dos años antes, como etnarcas, con lo cual liquidó toda función de Hircano II que no fuera la de Sumo Sacerdote.

Lucha contra Antígono

En el 40 a. C., los partos ocuparon Judea e instauraron a Antígono Matatías como rey y sumo sacerdote. Fasael fue muerto, Herodes huyó e Hircano II sufrió la amputación de las orejas para que no pudiera participar de los servicios de Templo y fue confinado en Seleucia del Tigris. En el 37 a. C., el gobernador romano de Siria, Cayo Sosio logró derrotar a los Partos y en junio de ese año tomó Jerusalén y restableció el poder de Herodes, declarándolo rey efectivo. Herodes logró que Marco Antonio ordenara la ejecución de Antígono y se apresuró a nombrar a Hircano como su consejero principal, tras haber contraído matrimonio con Mariamne I, nieta a la vez de Aristóbulo y de Hircano.

Ejecución

Durante la guerra civil entre Octavio Augusto y Marco Antonio, Herodes tomó el partido de éste y tras su derrota en 31 a. C., se vio en problemas para mantener su posición ante el vencedor declarado, Octavio. Entonces logró que el recién nombrado emperador lo mantuviera, en aras de sostener el poderío romano en Asia, pero vio un peligro en la posición de Hircano y lo acusó, en 30 a. C., de conspirar contra él junto con el rey nabateo Malik II y, condenó a muerte a ambos. Luego en el 29 a. C., Herodes hizo ejecutar a Mariamne I.

Véase también

Referencias

  1. "Hyrcanus II", Jewish Encyclopedia"
  2. Josephus, Antiquities, 14.1.4.
  3. Hayes and Mandell, The Jewish People in Classical Antiquity, p.101
  4. Rocca, Samuel. The Forts of Judaea 168 BC-AD 73: From the Maccabees to the Fall of Masada, Osprey Publishing, (2008)

Bibliografía

Guerra los Judíos I, 8-13.
Predecesor:
Aristóbulo II
Rey de la Judea romana
Vasallo de Roma

63 a. C.-40 a. C.
Sucesor:
Herodes I el Grande
76 a. C.

El año 76 a. C. fue un año del calendario prejuliano.

Antípatro de Idumea

Antípatro I de Idumea (m. 43 a. C.) fue el fundador de la dinastía herodiana y padre de Herodes I el Grande. Según Flavio Josefo, fue hijo de Antipas y había llevado anteriormente aquel nombre.​

Natural de Idumea, al sureste de Judea, entre el mar Muerto y el golfo de Aqaba, que durante el tiempo de la Biblia hebrea era conocida como la tierra de Edom, Antípatro se convirtió en un poderoso funcionario bajo los últimos reyes asmoneos y posteriormente en cliente del general romano Pompeyo el Grande cuando este conquistó Judea en nombre de la República romana.​

Cuando Julio César venció a Pompeyo, rescató a César en Alejandría y fue nombrado ministro principal de Judea con el derecho de recaudar impuestos. Hizo finalmente a sus hijos Faselo y Herodes gobernadores de Jerusalén y Galilea respectivamente. Después del aesinato de César, se vio obligado a estar del lado de Cayo Casio Longino contra Marco Antonio. Su política prorromana le llevó a una creciente impopularidad entre los devotos judíos sin helenizar. Murió envenenado.

Su diplomacia e ingeniosa política, así como su influencia en la corte asmonea, allanaron el camino para el ascenso de su hijo Herodes, que utilizó esta posición para casarse con la princesa asmonea, Mariamna I, hacerse querer en Roma y devenir rey de Judea bajo la influencia romana.

Aristóbulo II

Aristóbulo II (? - 48 a. C.) fue un rey de Judea y Sumo Sacerdote de la dinastía de los Asmoneos desde el 67 a. C. al 63 a. C. Era hijo de Alejandro Janeo y su esposa Salomé Alejandra.

Durante el reinado de Salomé Alexandra, se enfrentó a su madre por entregar a los consejeros de su padre al juicio de los fariseos, que ostentaban cada vez más poder. Contaba para ello con el apoyo de «los más poderosos» nobles judíos.​ Este enfrentamiento culminó con un golpe de estado en el 67 a. C., aprovechando que Salomé se hallaba gravemente enferma. Aristóbulo reclutó un ejército en el Líbano, se ganó el favor de la mayor parte del país, y se proclamó rey. Durante la rebelión, su mujer e hijo fueron secuestrados por los fariseos, que los mantuvieron como rehenes. Salomé murió un mes más tarde, dejando el reino a su hijo Hircano II, lo que dio comienzo a una guerra civil.​​

Asmoneos

Los asmoneos o hasmoneos (en hebreo חשמונאים, Ḥašmōnaʔim) fueron los sucesores directos de los macabeos​ quienes lograron establecer un poderoso reino en lo que hoy es Israel.

La palabra asmoneo viene del griego Ἀσαμωναῖος o Asamoneus que se traduce como 'descendiente de Asmón',​ antepasado de los Macabeos, sacerdote del grupo de Joarib.​

Los relatos del historiador clásico Flavio Josefo dan razón de la existencia de esta dinastía que se enlazan entre la decadencia del Imperio seléucida, de corte helenístico, y el surgimiento del Imperio romano. Su apogeo duró el doble del de sus inmediatos ancestros, desde el 134 a. C. hasta el advenimiento del Imperio romano en Israel en el 37 a. C..

Cipros

Cipros o Cypros (en idioma griego Κῦπρος, siglo I a. C.), fue una rica princesa nabatea cuya familia tenía vínculos con todos los reyes de Arabia. Ella fue esposa de Antípatro, el principal consejero de Hircano II, gobernador de Judea. Después de la conquista de la región por Pompeyo (63 a. C.), Antípatro se convierte en gobernador de Judea por decisión de los romanos, Hircano II se convierte en el gobernante oficial de Judea con el título de sumo sacerdote. En el 48 a. C., Antípatro es nombrado procurador de Judea.

El matrimonio tuvo cuatro hijos: Fasael (Phasael), Herodes (rey de Judea), José, y Feroras (Pheroas), y una hija, Salomé.​

Antípatro, Herodes y Fasael son apoyados por el gobernador de Siria, Sexto César, quien nombra a Herodes estratega de Celesiria y Samaria en el año 46 a. C. Después del asesinato de Julio César el 15 de marzo del 44 a. C., Antipater y su hijo Herodes se unieron al gobernador de Siria, Cecilio Bassus, antiguo partidario de Pompeyo y le pagaron un tributo de 700 talentos. Esta "política de soborno" permite que Antipater y sus hijos sean confirmados en sus funciones.

Antípatro muere envenenado por Malico, que soñaba con tomar su lugar.

Antípatro era de una familia importante de idumeos. Él tenía un hermano llamado Phalion. El nombre de su padre, de acuerdo con Flavio Josefo, era Antipas; de acuerdo con Jerónimo de Estridón, era Herodes de Ascalón.

Dinastía artáxida

La dinastía de los artáxidas o artáshidas gobernó el reino de Armenia del 189 a. C. hasta la conquista del país por parte del Imperio romano en el año 12 a. C. e intermitentemente hasta el año 12. Su reino comprendía la Armenia Mayor, Sofene y de manera transitoria la Armenia Menor y parte de Mesopotamia.

Etnarca

Etnarca (Εθνάρχης) se refiere generalmente a un cargo político con poder sobre un grupo étnico común. El término se deriva de las palabras griegas para «nación» y «líder» ("έθνος" y "άρχων").

Fariseos

Los fariseos fueron un grupo o movimiento político y social, así como una escuela de pensamiento judía en la Tierra de Israel durante el período del Segundo Templo. Tras el sitio de Jerusalén y la destrucción del Segundo Templo en el año 70 d. C., el movimiento fariseo evolucionó para convertirse en la base litúrgica y ritual del judaísmo rabínico. Los fariseos son especialmente conocidos por su relación con los orígenes del cristianismo, por sus conflictos con Juan el Bautista y con Jesús de Nazaret. El Nuevo Testamento menciona que Pablo de Tarso era fariseo antes de convertirse al cristianismo.

Los fariseos creían que su movimiento nació en el período de la cautividad babilónica (587 a. C.-536 a. C.). Algunos sitúan su origen durante la dominación persa o los consideraban sucesores de los jasídim (devotos) y precursores del Judaísmo jasídico .

Herodes I el Grande

Herodes (en hebreo הוֹרְדוֹס, Hordos; en griego Ἡρῴδης, Hērōdēs) también conocido como Herodes el Grande (en griego Μέγας ἡρῴδης) o Herodes I (probablemente en la región de Idumea, 73/74 a. C. - Jericó, región de Judea, 4 a. C.),​​​​​ fue rey de Judea, Galilea, Samaria e Idumea entre los años 37 a. C. y 4 a. C.​ en calidad de vasallo de Roma.​​​

Fue conocido por sus proyectos constructivos colosales, entre los que están la expansión del Segundo Templo de Jerusalén (el Templo de Herodes), la construcción del puerto de Cesarea Marítima y las fortalezas de Masada y Herodión. Hay detalles de su biografía en la obra del historiador romano-judío del siglo I Flavio Josefo. Herodes también aparece en el Nuevo Testamento cristiano como el gobernante de Judea que ordenó la Matanza de los Inocentes​​ en la época del nacimiento de Jesús. Creó una nueva aristocracia prácticamente de la nada.​ La historia de su legado ha suscitado opiniones diversas, de académicos que consideran su reinado un éxito y de los que lo consideran un gobernante tiránico.

En el año 3 a. C. el emperador Augusto dividió la región de la Siria Romana entre los sucesores de Herodes I.​ Herodes Arquelao fue nombrado etnarca de Judea y Samaria; Herodes Antipas fue nombrado tetrarca de Galilea y Perea; y Herodes Filipo fue nombrado tetrarca de Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide.​ Salomé, hermana de Herodes el Grande, recibió en el testamento de su hermano la toparquía de tres ciudades: Yavne (al norte de Gaza), Asdod (en Gaza)​ y Fasayil (al este de Judea), lo que fue refrendado por Augusto.​

Judea (provincia romana)

Judea (en latín, Iudæa; en inscripciones, IVDÆA), fue una provincia romana en la región romana de Oriens, es decir Oriente (hoy día parte del Medio Oriente), en la orilla oriental del mar Mediterráneo. El Imperio romano cambió el nombre de Judea a Palestina o Provincia Syria-Palæstina en el año 135, como forma de borrar toda memoria judía de la región, tras aplastar la rebelión de Bar Kojba. Los geógrafos Estrabón y Ptolomeo describen la Provincia de Judea como abarcando la Galilea, la Samaria, las alturas de Golán (Gaulanitis), la orilla oriental del río Jordán, además del territorio del antiguo reino de Judá, etc. El Nuevo Testamento usa el nombre Judea en dos sentidos: primero, solamente el territorio del antiguo reino de Judá; y segundo, el territorio entero de la provincia romana de Judea. La noción de Judea en su sentido más amplio coincide grosso modo con la noción judía de Tierra de Israel (Eretz Israel).

Libro de los Salmos de Salomón

El Libro de los Salmos de Salomón es un escrito propio de la Biblia Septuaginta, considerado apócrifo por las iglesias cristianas ortodoxas, por la Iglesia católica y por las iglesias protestantes, y pseudoepigráfico por las distintas sectas y por las comunidades paraprotestantes. Según algunos críticos, habría sido escrito hacia el año 60 a. C. en Judea. Es una colección de 18 salmos compuestos en hebreo, en verso, en el estilo de los himnos del Salterio.

Mariamna I

Mariamna I o Mariana I (Μαριάμνη o Μαριάμμη: 54 a. C. - 29 a. C.) era nieta del los reyes y sumos sacerdotes asmoneos y hermanos enemigos Aristóbulo II e Hircano II, padres, respectivamente, de Alejandro y Alejandra, progenitores de ella. Fue la segunda esposa de Herodes el Grande, y llegó a ser muy conocida por su hermosura.

El matrimonio con Herodes fue convenido en el año 41 a. C., aunque por su corta edad no se consumó hasta el 38 a. C., en Samaria, cuando Herodes estaba huyendo de Jerusalén después de haber sido derrotado por los partos y sustituido transitoriamente por Antígono Matatías, primo de Mariamna, cuando estaba dedicado a recuperar el trono, lo que logró un año después, y estaba muy interesado porque su matrimonio con una asmonea, le permitiera reivindicar su legitimidad como rey.

El 36 a. C. Mariamna logró que Herodes, por el momento enamorado de ella, depusiera al sumo sacerdote Ananel y nombrara en el cargo al hermano de ella, de 17 años de edad, Aristóbulo III, quien un año después fue ahogado en una laguna, asesinato del que fue acusado Herodes. Herodes debió viajar a responder por este hecho ante Marco Antonio (34 a. C.) y encargó a su cuñado, de nombre Josefo, de Mariamna, con la orden de matarla si era ejecutado por Marco Antonio. Enterada de la orden por el propio Josefo, Mariamna quedó enemistada desde entonces con su esposo. Salomé, hermana de Herodes y esposa de Josefo, trató desde entonces de convencer al rey de que Mariamna se había convertido en amante de Josefo y por ello éste le contaba las órdenes de Herodes. El rey hizo ejecutar a Josefo pero no hizo nada contra Mariamna.

Al ser derrotado su jefe Marco Antonio, Herodes debió presentarse ante el vencedor Augusto y dejó a Mariamna y a su madre Alejandra en la fortaleza de Alexandrium, dando nuevamente órdenes a un tal Soemos, quien reveló la orden a la reina, lo que recrudeció los conflictos entre ella y Herodes.

Soemos fue ejecutado. Cipros, madre del rey y Salomé continuaron instigando a Herodes y finalmente lo convencieron de acusar a su esposa de haberlo enamorado con un bebedizo y de haber cometido adulterio con Soemos. Los jueces no condenaron a Mariamna por falta de pruebas, pero Cipros y Salomé argumentaron que podría haber una revuelta popular a favor de los asmoneos y Herodes finalmente ordenó ejecutar a Mariamna el año 29 a. C. Se dice que Herodes enfermó por el remordimiento.

Mariamna tuvo tres hijos y dos hijas con Herodes. Uno de los varones falleció cuando estudiaba en Roma y los otros dos, Alejandro y Aristóbulo, fueron ejecutados por orden de Herodes, en el 7 a. C., acusados de conspiración.

Pacoro I de Partia

Pacoro I o Arsaces XX (n. 67 a. C. - m. 38 a. C.) fue un soberano de Partia, asociado al trono por su padre Orodes II de Partia. Dirigió al ejército parto en sus enfrentamientos contra Roma hasta su muerte en batalla.

Pacoro fue el hijo mayor de Orodes II, la primera mención a su persona ocurre tras la guerra que su padre dirige contra Armenia. La victoria de Partia forzaba al rey Artavasdes II, hijo de Tigranes el Grande, a abandonar la alianza con Roma, casando a su hijo Pacoro con una hija de Artavasdes II, y entregar los territorios conquistados por su padre Tigranes a Partia (Adiabene, Osroena, Gordiene y Atropatene).

En el 53 a. C. los partos habían derrotado en la batalla de Carras al ejército romano liderado por Marco Licinio Craso, pero el posterior el avance parto sobre Siria acabó en fracaso. Este hecho fue aprovechado por Orodes II que ordenó asesinar a Surena. Surena era general que había servido a Orodes contra su hermano Mitrídates IV y había vencido al los romanos en Carras, pero estaba ganando demasiado poder.​

Orodes II puso en marcha una nueva invasión de la provincia de Siria dirigida por su hijo Pacoro. Sin embargo los supervivientes de la masacre de Carras liderados por Cayo Casio Longino había organizado la defensa de la provincia, así el ejército romano emboscó a Pacoro que fue derrotado y el ejército regresó a Partia.

El sustituto de Casio, Marco Calpurnio Bíbulo, logró crear disensiones dentro de la familia real parta cuando pactó con Pacoro una rebelión contra su padre Orodes II, lamentablemente carecemos de datos sobre el tiempo y los hechos de la rebelión de Pacoro. De lo que si estamos seguros es que fue perdonado por su padre ya que volvió a su puesto como general de los ejércitos.

Durante la segunda guerra civil de la República romana, Orodes eligió primero el bando de Cneo Pompeyo Magno contra César. En 45 a. C. Pacoro acudió en ayuda de Quinto Cecilio Baso, el exgobernador de Siria y rival de César, cuando este fue sitiado por Cayo Antistio Veto en Apamea.​​

Tras el asesinato de César, Orodes dio su apoyo a Marco Junio Bruto y a Cayo Casio Longino, rivales del sucesor de César, Marco Antonio. Pacoro invadió Siria de nuevo en el 40 a. C., junto a él iba el general romano Quinto Labieno, hijo del gran general republicano Tito Labieno. Quinto había sido enviado por Casio y Bruto dos años antes a la corte parta para pactar la ayuda a la causa republicana, sin embargo la derrota de Filipos le obligó a quedarse en la corte parta.​

El ejército invasor avanzó sin problema ya que la mayoría de las guarniciones romanas de la provincia había servido con los asesinos de César, Casio y Bruto, las tropas desertaron y se unieron a Labieno. Las fuerza combinada derrotaron al gobernador de la provincia, Lucio Decidio Saxa, que huyó a la ciudad de Antioquía, mientras avanzaban por la provincia sin oposición tomando Apamea, Antioquía o Sidón, tan solo algunas ciudades se resistieron, como Tiro.

El ejército conjunto se dividió, mientras que Labieno tomo el camino del norte, hacia Asia Menor, Pacoro se dirigió hacia el sur, a Judea, para contactar con Antígono Matatías, un rebelde que se había proclamado rey y sumo sacerdote tras eliminar al prorromano Hircano II y derrotar a su hijo Herodes.

En el 39 a. C., Marco Antonio envió a un Publio Ventidio Baso para recomponer la situación. Ventidio venció a Labieno, que murió asesinado en una batalla en las cercanías de los Montes Tauro, Ventidio recuperaba los territorios de Asia Menor. Acto seguido, franqueó las Puertas Sirias derrotando a las fuerzas partas allí estacionadas, ante esto, Pacoro huyó a Partia y Ventidio pudo pasar el resto del año dedicado a acabar con todas las ciudades rebeldes. Finalmente invadió Judea para luchar contra Antígono.​

En el año 38 a. C., Pacoro inició una nueva invasión de Siria, sin embargo fue abatido en un asalto a un campamento romano en la batalla de Gindaros. El cuerpo sin vida de Pacoro fue decapitado y su cabeza exhibida por las ciudades sirias que aún resistían.​

Pacoro falleció pocos meses antes que su padre, Orodes II nombró a otro de sus hijos sucesor, Fraates IV.

Pompeyo

Pompeyo, Cneo Pompeyo o Cneo Pompeyo Magno (en latín, Gnaeus Pompeius Magnus; Piceno, 106-Pelusio, 48 a. C.), también conocido como Pompeyo el Grande o Pompeyo el Triunviro,​ (abreviatura en latín clásico: CN·POMPEIVS·CN·F·SEX·N·MAGNVS)​ fue un político y general romano.

Provenía de una rica familia itálica de provincias, y alcanzó por sí mismo el rango de la nobleza romana a través de su exitoso liderazgo en diversas campañas. Sila se dirigió a él con el cognomen Magnus (el Grande) y se le concedieron tres triunfos.

Pompeyo fue un rival de Marco Licinio Craso, y al principio aliado de Julio César. Se unió a ellos en una inestable alianza política conocida como el Primer Triunvirato, que dominó los acontecimientos políticos y militares de finales de la República Romana. Tras la muerte de Craso y de Julia, esposa de Pompeyo e hija de César, luchó contra César por el liderazgo del estado romano en la guerra civil. Fue un episodio significativo en la gran revolución romana que vio el final de la República y el advenimiento del Principado y el Imperio romano.

Pompeyo luchó del lado de los optimates, la facción aristocrática y conservadora del Senado Romano, hasta que fue derrotado por César en la batalla de Farsalia. Buscó refugio en Egipto, donde fue asesinado el 28 de septiembre del año 48 a. C.

Saduceos

Los saduceos (en hebreo צדוקים, tsedduqim), también conocidos como zadokitas, son los descendientes del Sumo Sacerdote Sadoq,​ de la época de Salomón.​ El nombre de Sadoq significa «justicia» o «rectitud», por lo que saduceos puede interpretarse como justos o rectos.

Podría ubicarse su génesis como un partido político en el siglo II a. C.; pero sus orígenes están en el Cautiverio de Babilonia, desaparece en algún momento después del siglo I a. C. Se dice de sus rivales, los fariseos, que se originaron en el mismo periodo, pero que sobrevivieron como posteriores agrupaciones del judaísmo rabínico. Caifás era saduceo. Desde su cargo de sumo sacerdote fue responsable –según el Nuevo Testamento– del enjuiciamiento y sentencia de Jesucristo.

Flavio Josefo ha proporcionado la mayor información disponible sobre los saduceos. Escribió que eran un grupo belicoso, cuyos seguidores eran ricos y poderosos, y que les consideraba groseros en sus interacciones sociales. Sabemos también algo de ellos por discusiones en el Talmud, el corazón del judaísmo rabínico, fundamentado en las enseñanzas religiosas del judaísmo de los fariseos.

Salomé Alejandra

Salomé Alejandra (141 a. C.​ o 139 a. C.-67 a. C.) (en hebreo שלומציון Shelomtzion o ShlomTzion o "Shelomit") fue una regente y reina de Judea, perteneciente a la dinastía asmonea. Reinó desde el año 76 a. C. hasta su muerte, en el 67 a. C. Fue la última gobernante que rigió un estado judío totalmente independiente en Israel, hasta la formación del estado moderno de Israel.

Salomé Alejandra fue esposa del rey Aristóbulo I (104 a. C.-103 a. C.), y tras la muerte de este puso en el trono a Alejandro Janneo, hermano menor del difunto rey. Siguiendo la ley del levirato, Alejandro Janneo se casó con Salomé Alejandra.​ Reinaron juntos entre los años 103 y 76 a. C. En su lecho de agonía, Alejandro Janneo no quiso dejar el reino a ninguno de sus hijos y encargó el gobierno a Salomé Alejandra, que era querida por la multitud, porque pensaban que ella se había opuesto a las crueles medidas de su marido. Había tenido dos hijos con Alejandro: Hircano II, el mayor, al que hizo sumo sacerdote porque era indolente e incompetente, y Aristóbulo II, al que limitó a la vida privada porque era muy impulsivo.

Siguiendo las instrucciones que le dio su esposo en su lecho de muerte, Salomé Alejandra favoreció a los fariseos, la secta judía más estricta en la observancia de las leyes. Ellos se convirtieron en los verdaderos gobernantes de la nación, aunque Alejandra administró con gran sabiduría, doblando los efectivos del ejército e intimidando a los gobernantes vecinos. Pero si ella gobernaba a los judíos, los fariseos la gobernaban a ella. Estos la apremiaron a que diera muerte a los que habían aconsejado a Alejandro a crucificar a los 800 cabecillas fariseos, y ellos mismos comenzaron a matarlos uno por uno. Entre las víctimas se contó un tal Diógenes de Judea, prominente miembro del partido saduceo. Los perseguidos encontraron en Aristóbulo un defensor, quien persuadió a su madre que los perdonara. Pero tuvieron que irse de Jerusalén y esparcirse por el país, recluyéndose en algunos pueblos fortificados.

Durante el reinado de Salomé Alejandra ocurrió también la invasión de Tigranes II de Armenia, quien llegó con un ejército de 300 000 hombres, y puso sitio a Ptolemaida. Alejandra envió embajadores a Tigranes con valiosos regalos, pidiendo un tratado de paz, pero Tigranes fue repentinamente reclamado a Armenia para hacer frente a la invasión del general romano Lúculo.

Algún tiempo después, la reina cayó gravemente enferma, y su hijo Aristóbulo II aprovechó esta oportunidad para hacerse con el poder. Salió a escondidas de Jerusalén por la noche, reunió un ejército, ocupó 22 fortalezas en quince días y tomó la mayor parte del país. Alejandra murió en el 67 a. C. después de haber reinado nueve años. La sucedió su hijo Hircano II. Dejó al país al borde de la guerra civil entre sus hijos, lo que favorecería la intervención de los romanos en los asuntos judíos.

Shmaya

Shmaya (en hebreo: שמעיה) (en griego koiné: Σαμαίᾱς) fue un rabino y un sabio de la época anterior a la Mishná, que vivió en el mismo periodo histórico que Abtalión. Ambos son conocidos como zugot ("pares"). Los dos eran conversos al judaísmo, y ambos eran descendientes del Rey Senaquerib del Imperio Asirio, el cual destruyó el Reino del Norte de Israel. Según la Mishná (Tratado Pirkei Avot 1:9-10), ambos Shmaya y Abtalión estudiaron la santa Torá bajo la dirección del Rabino Simeón ben Shetach. El historiador Josefo menciona a Shmaya por su nombre griego Sameas (en griego: Σαμαίας). Shmaya lideró el Sanedrín durante el periodo de transición entre la dinastía asmonea y la ascensión al poder del Rey Herodes el Grande. Según Josefo, Shmaya era un discípulo de Polión el Fariseo, el cual, en la literatura rabínica, es conocido como Abtalión. Herodes tenía en gran estima y honor a los dos: Shmaya y Abtalión.​​

Shmaya fue el líder de los fariseos durante el siglo I después de Cristo, fue así mismo el presidente del Sanedrín antes del reinado de Herodes el Grande. Él y su colega Abtalión son mencionados en el tratado Pesahim de la Mishná y el Talmud. De la vida política de Shmaya solamente se ha reportado un incidente. Cuando Herodes condenó a la pena capital al líder del partido nacional en Galilea, Hircano II permitió al Sanedrín citar al acusado ante el tribunal rabínico (Bet Din). Herodes se presentó ante el tribunal, ataviado con sus vestimentas reales de color púrpura, ante tales vestimentas los miembros del Sanedrín perdieron su coraje. Solamente Shmaya fue valiente y dijo:

"Quien que ha aparecido ante nosotros aquí, formulando una acusación capital, parece ser alguien que ordenaría nuestra ejecución inmediata en caso de ser declarados culpables. Aun así, no puedo culpar a él menos que a ustedes, ya que si permitimos tal acto sería una burla a la justicia. Deben ustedes saber que aquel ante el cual ustedes tiemblan, algún día les entregará al verdugo."

Esta tradición se encuentra en la obra Antigüedades judías de Flavio Josefo. De la vida privada de Shmaya se sabe poco, excepto que fue un alumno del Rabino Simeon ben Shetach. Las tumbas de Shmaya y Abtalión están situadas en Jish, una población cristiana maronita ubicada en Galilea.

Zugot

Zugot Hebreo (תְּקוּפָת) הַזּוּגוֹת)) se refiere al período en el cual el liderazgo espiritual del pueblo judío estuvo en manos de "pares" de grandes rabinos.

En otros idiomas

This page is based on a Wikipedia article written by authors (here).
Text is available under the CC BY-SA 3.0 license; additional terms may apply.
Images, videos and audio are available under their respective licenses.