Gabaón

Gabaón (hebreo: גבעון, (Giv‘ōn), tiberiano Giḇʻôn, a veces transcrita como Gabaa o Gibeón) era el nombre de una ciudad cananea ubicada al norte de Jerusalén. Según el libro bíblico de Josué estaba habitada por hivitas, mientras que el Libro de Samuel los cataloga como amorreos. Es famosa por ser el escenario de la leyenda del "detenimiento del sol y la luna", así como de la masacre de sus habitantes a manos del rey Saúl y la entrega de los descendientes de éste, por David, para ser ajusticiados por los gabaonitas. También es recordada como el lugar donde YHWH, según la Biblia, concedió la sabiduría a Salomón.

Las ruinas de Gabaón, excavadas por Pritchard, se encuentran al sur de la población palestina de Al Jib.

Menciones bíblicas

La ciudad de Gabaón aparece citada en la Biblia en los libros de Josué, 2 Samuel, 1 Reyes, 1 Crónicas, 2 Crónicas, Nehemías, Isaías y Jeremías pertenecientes al Antiguo Testamento en varias ocasiones.

Estratagema de los gabaonitas

En el capítulo 9 del libro de Josué relata como los habitantes de Gabaón cuando supieron que las ciudades de Jericó y Ai habían sido derrotadas por los ejércitos de Israel planearon una estratagema para lograr un pacto con los hebreos y evitar así su derrota.

Lo que hicieron fue pasarse por un pueblo pobre y lejano, vistiendo y llevando todo lo más viejo que tenían, y presentarse en el campamento de Josué para decirles que eran siervos de Israel y que venían de tierras muy lejanas por la fama de Yahvé por todas la victorias que había conseguido para su pueblo, para demostrar que venían de lejos, y que no eran de una ciudad cercana, como en realidad eran, les enseñaron sus pertenencias, las viejas que habían traído y Josué, sin consultar con Yahvé le concedió la paz y concertó con ellos que les dejaría la vida, y también los príncipes de la asamblea les juraron.

Tres días después los israelitas descubrieron el engaño y fueron a las ciudades, la principal Gabaón, pero no los destruyeron por respeto al juramento de los príncipes pero toda la asamblea murmuraban por lo que los príncipes determinaron que sirvieran de leñadores y aguadores para toda la congregación. Josué les preguntó por qué les habían engañado diciendo que eran de lejos cuando eran vecinos cercanos y les dijo

Ahora, pues, malditos sois, y no dejareis nunca de ser esclavos, para cortar la leña y sacar el agua para la casa de mi Dios.

Los gabaonitas respondieron a Josué

Es que supimos la orden de Yahvé, tu Dios, había dado a Moisés, su siervo, de que toda la tierra se os entregara y de que todos sus habitantes fueran exterminados delante de vosotros. Por eso tuvimos miedo de nuestras vidas y por eso hemos hecho esto. Estamos en tus manos, trátanos como te parezca bueno y justo tratarnos.

Josué mantuvo la decisión de los príncipes de la asamblea, y los gabaonitas desde entonces son los encargados de proporcionar leña y agua para la asamblea y para el altar de Yahvé, hállese donde se halle.

La batalla de Gabaón

El mismo libro de Josué, en su capítulo 10, nos relata la batalla que tuvo lugar en tierras de Gabaón y el fenómeno que allí ocurrió. Según dice el libro:

Cuando los reyes de Jerusalén se enteraron de que los Israelitas habían derrotado a Jericó y a Hai y que los de Gabaón habían logrado hacer la paz y vivían entre ellos y siendo Gabaón una ciudad mucho mayor y más importante que Hai y sus habitantes eran valientes guerreros el rey Adonisedec de Jerusalén llamo a los otros reyes de las ciudades de Hebrón, Jerimot, Laquis y Eglón para hacer una alianza y atacar los gabaonitas por hacer las paces con los hebreos.

Las tropas de la alianza pusieron cerco a Gabaón y los habitantes de la ciudad pidieron ayuda a Josué. Josué respondió subiendo a luchar contra la coalición de los reyes amorreos y Yahvé le dijo:

No los temas porque te los mandaré en tus manos y ninguno de ellos podrá resistir ante ti.

Cuando llegó Josué después de caminar toda la noche desde su campamento de Gálgala se echó de sorpresa sobre ellos. Yahvé echo sobre los amorreos la "turbación" y los israelitas, junto a los ejércitos de Gabaón, derrotaron a los amorreos. Las tropas de la alianza huyeron hacia Maceda y cuando iban por el camino de Betorón, el Dios de los Ejércitos arrojó sobre los que huían grandes piedras de granizo desde el cielo que mataron más hombres que los que habían caído en la batalla. Josué hablo a Yahvé delante de todos y dijo

Sol, detente sobre Gabaón; Y tu luna, sobre el valle de Ayalón.

El sol se detuvo, y se paró la luna hasta que los gabaonitas e israelitas consumaron su venganza. Un fenómeno como este no volvió a suceder nunca más, ni antes de ese día había sucedido. Los cinco reyes que conformaron la alianza amorrea se escondieron en la caverna de Maceda cuya boca cerró Josué con grandes piedras y una guardia mientras acababa de aniquilar a las tropas enemigas. Una vez finalizada la batalla Josué ordenó traer a los cinco reyes e hizo reunir a todos los hombres de Israel y delante de ellos dijo

poner vuestro pie sobre su cuello. No temáis y no os acobardéis, sed firmes y valientes, pues así trata Yahvé a todos vuestros enemigos, contra los que combatís

Luego de esto los mandó a ejecutar y enterrar en la misma caverna donde se habían escondido.

Sacrificios de Salomón

En el libro de Reyes, en el capítulo 3, se relata como el rey Salomón, después de haberse casado con una princesa de Egipto y como cuando llegó su futura mujer a Jerusalén todavía no estaban terminadas las edificaciones importantes, entre ellas el templo por lo que se realizaban los sacrificios en los altos.

El rey Salomón fue a sacrificar a Gabaón, que era uno de los principales altos y ofreció mil holocaustos. Durante la noche se le apareció Dios y le dijo que le pidiera lo que quisiera. Salomón le recordó como su padre, el rey David, había sido siervo de Él y que le había dado un hijo que ahora estaba reinando sobre los israelitas, aún siendo muy joven, por lo que le pide que le de un corazón prudente y poder discernir entre lo bueno y lo malo para así poder gobernar a un pueblo tan grande como el de Israel la respuesta de Yahvé fue

por haberme pedido esto y no haber pedido para ti ni larga vida, ni riquezas, ni la vida de tus enemigos, sino haberme pedido entendimiento para hacer justicia yo te concedo lo que has pedido y te doy un corazón sabio e inteligente, tal como antes de ti no ha habido otro ni lo habrá en adelante, después de ti. Y aún te añado lo que no has pedido: riquezas y glorias tales que no habrá en tus días, rey alguno como tú. Y si andas por mis caminos guardando mis leyes y mandamientos, como hizo David tu padre, prolongaré tus días

Y así fue como el rey Salomón obtuvo su sabiduría.

Otros hechos

Gabaón fue la ciudad que sufrió la masacre ordenada por Saúl y expiada por David quien entregó a siete de sus descendientes para que fueran ejecutados por ello.

Evidencias históricas

La ciudad es mencionada en las Cartas de Amarna.

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  • Sagrada Biblia, biblioteca de autores cristianos Editorial Católica, S.A. Madrid 1970.

Coordenadas: 31°50′51″N 35°11′00″E / 31.847451, 35.183351

Alfabeto paleohebreo

El "alfabeto" paleohebreo es una rama del alfabeto semítico antiguo abyad y relacionado cercanamente al alfabeto fenicio. Se remonta al siglo X a.C. o antes. Fue empleada como escritura del idioma hebreo por los Israelitas, quienes más tarde se dividirían en los judíos y samaritanos.

Los judíos reemplazaron el "alfabeto" paleohebreo por el hebreo cuadrado.

Los Samaritanos, que ahora suman menos de mil personas, siguen utilizando un derivado del "alfabeto" paleohebreo, conocido como el alfabeto samaritano.

Arqueología bíblica

La arqueología bíblica es la parte de la arqueología que se especializa en el estudio de los restos materiales que tienen relación directa o indirecta con los relatos bíblicos, sean estos del Antiguo (Tanaj) o del Nuevo Testamento, y con la historia y cosmogonía de las religiones judeocristianas. El lugar principal de esta parte de las ciencias arqueológicas es lo que en dichas religiones es denominado Tierra Santa, y desde la perspectiva occidental Medio Oriente. Si bien los elementos principales de la arqueología bíblica son referentes teológicos y religiosos en su mayoría, esta es una ciencia en toda su dimensión metodológica. Como sucede con otros registros históricos de otras civilizaciones, los manuscritos deben ser comparados con otras sociedades contemporáneas de Europa, Mesopotamia y África. Las técnicas científicas empleadas son las mismas de la arqueología en general como las excavaciones y la datación por radiocarbono, entre otras. En contraste, la arqueología del antiguo Medio Oriente trata simplemente del Antiguo Oriente Próximo, o Medio Oriente, sin particulares consideraciones acerca de si sus descubrimientos se relacionan con la Biblia.

La arqueología bíblica es una materia de estudio polémica, con varios puntos de vista sobre cuál es el propósito y las metas que esta tiene o debe tener. En la sección de comentarios profesionales se pueden encontrar diversos puntos de vista de destacados arqueólogos.

Besiki

Besarion Zakarias dze Gabashvili (en georgiano: ბესარიონ ზაქარიას ძე გაბაშვილი), generalmente conocido por su seudónimo Besiki (ბესიკი) (1750 – 25 de enero de 1791), fue un poeta, político y diplomático georgiano, conocido como un autor de exquisitas canciones de amor y epopeyas, así como sus aventuras políticas y amorosas.

Hebreos

Los hebreos (del latín Hebraei y del griego antiguo Hebraioi , y ambos a su vez del hebreo ‘Ivrīm ) son un antiguo pueblo semita del Levante mediterráneo (Cercano Oriente) establecidos en el año 616 a. C., también son ancestros de los israelitas y del pueblo judío.​

La tradicional fuente de referencia para los hebreos es la Biblia, cuyo contenido también se encuentra en las escrituras hebreas de la Torá. Según estas fuentes los hebreos constituyen el grupo monoteísta inicial, que es descendiente de los patriarcas posdiluvianos Abraham, Isaac y Jacob.

Según la Biblia y las tradiciones hebraicas (orales y escritas), los hebreos fueron originarios de Mesopotamia. Eran nómadas, vivían en tiendas, poseían rebaños de cabras y ovejas, utilizando asnos, mulas y camellos como portadores. Siguiendo a Abraham, los hebreos emigraron hacia Canaán, la tierra prometida por Dios a los descendientes del primer patriarca. Varias tablillas descubiertas en Mari certifican frecuentes migraciones a través del Creciente Fértil.

Abraham es considerado el primer hebreo por dejar su Caldea natal, y haber atravesado "del otro lado del río" Éufrates. El patriarca y los suyos se asientan en Canaán: en Siquem (actual Nablus), Beerseba o Hebrón. Poco a poco, se mezclan con los pobladores locales y se convierten en agricultores sedentarios. El pueblo de Israel era vecino de otros, como los edomitas, moabitas, amonitas e ismaelitas. El rasgo distintivo de los hebreos fue su convicción en la existencia de un único Dios (Yavé). Según los textos del Tanaj, el pueblo de Israel es elegido por Dios para la revelación de principios fundamentales (tales como los Diez Mandamientos contenidos en la Torá) y es con el primer patriarca del pueblo hebreo que Dios establece su Alianza o Pacto, también conocido como Convenio Abrahámico:

Deja tu tierra natal y la casa de tu padre, y ve al país que yo te mostraré. Yo haré de ti una gran nación y te bendeciré; engrandeceré tu nombre y serás una bendición. Bendeciré a los que te bendigan y maldeciré al que te maldiga, y por ti se bendecirán todos los pueblos de la tierra. —Génesis 12:1-3.​

En la Biblia, Israel es el nombre nacional de los hebreos. Inicialmente y en su condición tribal, los hebreos no poseían un nombre que los distinguiese históricamente como grupo. El cambio del nombre del tercer patriarca, quien de "Jacob" pasa a llamarse "Israel" (Génesis 32:24 y 32:28) es reflejo el hecho histórico conocido como unión de las tribus hebreas iniciales y de su triunfo sobre los cananeos.​ O, dicho de otro modo, "hebreos" eran antes de la conquista de la tierra de Canaán e "israelitas" se les llamará a partir de dicho acontecimiento (siglo VI a. C.).​

En la actualidad, "hebreo" se emplea para designar a todo aquel que sea miembro o descendiente del pueblo de Abraham, Isaac, y Jacob.​ Hebreo es hoy además sinónimo de israelita y judío.​

En algunos idiomas modernos, entre ellos el griego, italiano, rumano y muchas lenguas eslavas, "hebreos" es empleado como etnónimo estándar de los judíos.

Historicidad de la Biblia

La historicidad de la Biblia es un tema conflictivo que enfrenta a distintas tendencias enfrentadas entre los eruditos estudiosos de la Biblia, acerca de su historicidad, no necesariamente a creyentes y no creyentes. En términos de Thomas L. Thompson,​ es la cuestión de su "aceptabilidad como historia".​ Puede extenderse tanto a la Biblia hebrea (Antiguo Testamento) como al Nuevo Testamento cristiano (cuestiones del Jesús histórico y la era apostólica).

Entre los muchos campos de estudio utilizados para dilucidar la cuestión están la historia de las religiones (historia del judaísmo, historia del cristianismo), la arqueología (arqueología bíblica), la cronología (cronología bíblica), la astronomía, la lingüística (lenguas orientales bíblicas, lengua griega), la literatura comparada, etc. Los eruditos en estudios bíblicos examinan el contexto histórico del texto bíblico, la atribución de autoría de cada uno de los libros y el contraste entre la narración bíblica y las evidencias externas.

Los descubrimientos arqueológicos en ámbito bíblico​ de los siglos XIX y XX han sido ambivalentes: mientras que unos parecen confirmar la narrativa del Antiguo Testamento, otros la ponen en cuestión.​​​​​​​

Iarmuti

Iarmuti, Iarimuta, Yarmuth, Jarmut o Jarmuth es el nombre de varias ciudades en la tierra de Canaán.​

Una era una ciudad amorita en Canaán en tiempos del asentamiento israelita registrado en la Biblia hebrea. Según Josué 10: 3-5​, su rey, Pirán, fue uno de los cinco reyes que formaron una alianza para atacar la ciudad de Gabaón por haber hecho un trato de ayuda mutua con Josué y los israelitas. Esta ciudad generalmente se identifica con un sitio moderno llamado Tel Jarmuth,​ Khirbet el-Yarmuk,​ o Tel Yarmut.​ Este lugar está situado al sur de Beit Shemesh, cerca de Bayt Nattif, en la actual Israel.

Otra Iarmuti llegó a ser una ciudad de la tribu de Leví dada a los gersonitas dentro del territorio de la tribu de Isacar, según Josué 21:20. La ciudad no se menciona en la lista paralela de ciudades levíticas en I Crónicas 6, sino que se menciona a Ramoth en su lugar (1 Crónicas 6:73).

Iarmuti también consta en textos de los tiempos de Sargón I que dicen que el dios Dagan, ante

quien se había postrado, le concedió el poder sobre Mari, Iarmuti (a orillas del Mediterráneo, en la actual Líbano), Ebla, el Bosque de los Cedros (Amanus) y la Montaña de plata (Tauro).​

Incubación (ritual)

La incubación es una práctica mágico-religiosa que implica dormir en un área sagrada para experimentar un sueño y como consecuencia del mismo se producirían revelaciones sobre el futuro (oniromancia), se llevaría a cabo una cura milagrosa, o se procedería a revelar un tratamiento de curación.

Los rituales de incubación fueron practicados por muchas culturas antiguas y ya eran conocidos en la época sumeria. Esta práctica requiere que el que tiene que experimentar el sueño, se prepare convenientemente con un rito sacrifical y, en algunos casos ayunando y sin beber vino, descienda usualmente a un lugar subterráneo sagrado, duerma una noche soñando y vaya a un sacerdote intérprete del oráculo para contar el sueño, que generalmente revelaba una profecía o tratamiento a seguir.

Entre los hebreos, se encuentra en 1 Reyes 3​, Salomón fue a Gabaón porque ese era el lugar más famoso para ofrecer sacrificios, "Y aparecióse Jehová á Salomón en Gabaón una noche en sueños, y díjole Dios: Pide lo que quisieres que yo te dé."

En la Antigua Grecia, la incubación fue practicada sobre todo por miembros del culto a Asclepio y las ofrendas votivas encontradas en sus centros de culto en Epidauro, Pérgamo y Roma dan fe de la eficacia del rito. Era famoso también el santuario de Anfiarao (el Anfiareion) en Oropo y el de Trofonio, hijo de Ergino, que fue tragado por la tierra en Lebadea (Beocia), por lo que en ese lugar se instauró un culto y un oráculo subterráneo en su honor.​ La tradición se remonta hasta el oráculo de los sueños de Mopso en Cilicia y el de los Telmesios en Licia-Caria.​ Para Patricia Garfield, uno de los objetivos principales de la incubación sería curar la esterilidad, siendo esto posible por la unión sexual, durante el sueño, entre el peregrino y el dios o la diosa. Esta unión sexual realmente tenía lugar en el caso de la prostitución sagrada.​

La incubación se practicó con profusión en la Antigua Roma, encontrándose alrededor de 400 templos que practicaban este rito en la cuenca mediterránea, incluyendo los dedicados a Esculapio, el equivalente romano de Asclepio. En Japón, son famosos tres templos donde se practicaba la incubación: Ishiyama-dera, cerca del lago Biwa, Hase-dera, al sur de Nara y Kiyomizu-dera en Kioto.​ El maestro sanador que aparece en los sueños de incubación es Yakushi Nyorai.

En el norte de África, la práctica de la incubación es muy antigua, ya habiendo sido señalada por Heródoto, y sigue estando muy viva. Se practica sobre todo cerca de las sepulturas familiares o de algún valí (santo) o morabito. El término que lo designa con mayor frecuencia es asensi (del verbo ens, "pasar la noche").​ En el islam, la istikhara es la recitación de una oración para obtener una respuesta a un problema determinado o para tomar una decisión correcta.​ El estudio de las inscripciones grabadas en las estelas de los templos ha permitido mostrar la evolución de las prácticas de incubación.​.

La incubación fue adoptada por ciertas sectas cristianas​ y todavía se usa en algunos monasterios griegos. La incubación o sus variantes, en realidad se extendió adicionalmente por todo el mundo: América Central, Australia, Borneo, China, India o Irán.

Las prácticas modernas para influir en el contenido de los sueños mediante la incubación del sueño utilizan técnicas impulsadas por la investigación, pero a veces incorporan elementos que reflejan estas antiguas creencias. A menudo se utiliza para curar la infertilidad, pero también puede ser un método para curar otras enfermedades como la parálisis, la ceguera, la cojera o también una manera de predecir el futuro.

El psicoanálisis ha estado muy interesado en la incubación y el antiguo método interpretativo. Para Ernest Jones, la incubatio era la unión durante el sueño entre una persona y un dios o diosa, veía una conexión con el miedo al incubus.​ El psiquiatra Carl Alfred Meier llevó a cabo un estudio simbólico de la incubación en los sueños modernos.​.

John Martin

John Martin (Haydon Bridge, 1789 - Douglas, Isla de Man, 1854) fue un pintor, ilustrador y grabador inglés del Romanticismo.

Laquis

Laquis o Laquís fue una antigua ciudad de Judá, situada en la Sefelá,​ e identificada en la actualidad con Tell ed-Duweir (Tel Lakhish), un tell rodeado de valles situado unos 24 km al oeste de Hebrón. Antiguamente Laquis ocupaba una posición estratégica en la ruta principal que enlazaba Jerusalén con Egipto. Su superficie máxima pudo alcanzar las ocho hectáreas, con una población de entre 6.000 y 7.500 personas.

Durante la conquista israelita de Canaán, Jafía, el rey de Laquis, se unió a otros cuatro reyes en una ofensiva militar contra Gabaón, debido a que los gabaonitas habían hecho un pacto con las gentes de Israel.​ A su vez, los israelitas tomaron Laquis y ejecutaron a sus habitantes. Algunos arqueólogos relacionan la campaña de Israel contra Laquis una gruesa capa de cenizas descubierta en Tell ed-Duweir, donde se halló un escarabeo de Ramsés II, aunque la Biblia no señala que la ciudad fuese incendiada.

Durante el reinado de Roboam Laquis fue reforzada como fortaleza militar.​ Más tarde el rey Amasías huyó a Laquis para escapar de sus conspiradores, pero fue encontrado y asesinado.​

Mizpa

Mizpa fue una ciudad de Benjamín, su nombre hebreo en español significa 'atalaya'.

)] es uno de los lugares que suelen identificarse con Mizpah en Benjamín, está ubicada a unos 13 km al norte de Jerusalén. El otro lugar sugerido es Neby Samwil que se encuentra a unos 6,4 km al noroccidente de Jerusalén, ubicada el la colina más alta del lugar, a unos 180 metros sobre la planicie de Gabaón.​

Cuando la concubina del levita fue violada por los hombres de Guibeá, los hijos de Israel se reunieron en Mizpa, donde decidieron pelear contra los hombres de Benjamín por su gran pecado. (Jueces 20:1-11)

Después de que el arca permaneció en Quiriat Yearín durante mucho tiempo. Pasaron veinte años y todo el pueblo de Israel buscaba con ansiedad al Señor, por eso Samuel reunió a todo Israel en Mizpa para clamar al Señor por el pecado de ellos. El Señor respondió y aquel día el pueblo de Israel venció a los filisteos con el poder del Señor. Para conmemorar este evento, Samuel levantó una piedra entre Mizpa y Sen la cual llamo Eben-ezer (Piedra de ayuda), debido a que el Señor no había dejado de ayudarlos (1 Sam 7:5-12)

Samuel también reunió al pueblo de Israel en Mizpa para presentarles al primer rey. Entonces Saúl fue escogido entre todas las tribus y familias de Israel. (1 Samuel 10:17-24).

Después que los babilonios habían destruido Jerusalén, nombraron a Gedalías como gobernador en Mizpa para gobernar sobre los que habían quedado. Muchos retornaron a Mizpa desde donde habían huido. El profeta Jeremías vino a Mizpa desde Ramá, donde los babilonios lo habían liberado. Posteriormente Ismael, un miembro de la familia real asesinó a Gedalías (2 Reyes 25:23-26).

A pesar de la advertencia de Jeremías que decía que si el pueblo se iba para Egipto moriría, el pueblo persistió en su obstinación de ir allí.

(Jeremías 40:6 - 42:22)

& Juan 14

& Luchas 20:40

Noé

Noé (hebreo: נֹחַ Noaẖ, árabe: نُوح Nūḥ, griego: Νώε Nóe, latín: Noe) fue, de acuerdo con la Biblia y el Tanaj, junto con su esposa, sus hijos Sem, Cam y Jafet, y sus nueras, uno de los ocho supervivientes del Gran Diluvio desatado por Yahveh para destruir a los descendientes violentos de Adán y Eva.​ Cuando tenía 600 años,​ Yahveh le dio instrucciones para que construyera una arca grande hecha de madera resinosa, que sirvió para albergarlo a él y a su familia, así como a todas las especies de animales, durante el Diluvio.​ También es considerado por las religiones abrahámicas como el padre de la humanidad a través de los descendientes de sus tres hijos.​​

Según las escrituras, fue el décimo y último de los superlongevos patriarcas antediluvianos. Noé murió 350 años después del diluvio, a la edad de 950 años.​ Esto lo convierte, tras Matusalén (que vivió 969 años) y Jared (de 962 años), en el hombre más longevo de toda la Biblia,​ más aún que Adán (que murió a los 930 años). Después de Noé, la edad de muerte se precipita drásticamente hasta los «escasos» 120 años de Moisés.​En proporción con su larga vida, engendró a sus tres hijos cuando tenía 500 años.​ Aunque el nombre de la esposa de Noé no se especifica en la Biblia, en algunas tradiciones se le identifica como Naamá.​

Ramá

Ramá en Benjamín era una ciudad del antiguo Israel. Se encontraba cerca a Gabaón y Mizpa en el occidente, Gibea en el sur y Geba en el oriente. Es identificada con la moderna Er-Ram, a 8 km al norte de Jerusalén.

La ciudad es mencionada primero en Josué 18:25, cerca a Gibea de Benjamín. Un levita iba hacia Gibea próxima a Ramah (Jue 19:11-15), fue fortificada por Basá, quien gobernaba en el reino del norte (1 Reyes 15:17-22; 2 Crónicas 16:1-6). Asá, rey en Israel contrató a Ben Hadad, rey de Siria para atacar a Basá.

Cuando Israel fue destruida por los babilonios, los cautivos fueron reunidos en Ramá antes de llevarlos a Babilonia. (Jeremías 40:1).

El profeta Jeremías dijo: "Así ha dicho Yahvé: Voz fue oída en Ramá, llanto y lloro amargo; Raquel que lamenta por sus hijos, y no quiso ser consolada acerca de sus hijos" (Jeremías 31:15).

Ramá es el pueblo donde habitó Ana, la madre de Samuel y su esposo Elcana, desde donde viajaron a Silo donde Ana oró por tener un hijo y Dios se lo concedió. ( 1 Sam 1-2).

Ramá es mencionado en 1 Samuel 8:4 en referencia al lugar de encuentro que había mientras Samuel gobernó

En el Nuevo Testamento Ramá es mencionada en el evangelio de Mateo con referencia a la profecía de Jeremías sobre Raquel que se cumpló con la masacre de los niños por parte de Herodes.

Silo (ciudad bíblica)

Silo (en hebreo Shilo שִׁלֹ֑ו o Shiloh שילה) fue la primera capital del reino de Israel, durante 369 años. Asignada a la tribu de Efraín, se encontraba en el centro de la actual Cisjordania (Palestina) durante el período comprendido entre el asentamiento de las tribus en la tierra de Canaán y el establecimiento del reino de Israel. Durante este periodo fue su centro religioso.

Toda la congregación de los hijos de Israel se reunió en Silo, y erigieron allí el tabernáculo de reunión, después que la tierra les fue sometida. Pero habían quedado de los hijos de Israel siete tribus a las cuales aún no habían repartido su posesión. Y Josué dijo a los hijos de Israel: ¿Hasta cuándo seréis negligentes para venir a poseer la tierra que os ha dado Yahvé el Dios de vuestros padres?

De acuerdo a los hallazgos arqueológicos, Silo fue destruido antes de que el rey Saúl fuera establecido como el primer rey de Israel, su destrucción fue permitida por Dios debido a la maldad del pueblo (Jeremías 7:12). Existe la hipótesis de que el fracaso de las tribus de Israel para defender su capital fue la causa principal para que el pueblo solicitará el establecimiento de un gobierno de tipo monárquico (como el que tenían los pueblos vecinos), el cual finalmente sustituyó a la forma de gobierno que se describe en el Libro de los Jueces en la cual había líderes que defendían el pueblo durante varios periodos. La solicitud del pueblo de tener un rey humano era una afrenta contra Dios, pues él mismo era su rey.

Tumba de Samuel

La Tumba de Samuel (en árabe: النبي صموئيل‎, Un-Nabi Samu'il o Nebi Samwil; en hebreo: קבר שמואל הנביא‎, Kever Shmuel ha-Nevi), es el lugar donde la tradición indica que está enterrado Samuel, profeta del islam y del judaismo. Se encuentra en lo alto de una colina a 908 metros por encima del nivel del mar,​ en la aldea palestina de Nabi Samwil, a 7,6 kilómetros al noroeste de Jerusalén.​ La Tumba de Samuel se encuentra en una pequeña cámara subterránea donde comparte espacio con una sinagoga, ambas encuadradas en una mezquita del siglo XVIII que, a su vez, había sido construida sobre una fortaleza cruzada.​

Aunque perteneciente a Palestina, Israel se ha anexionado de facto este lugar sagrado colocándolo, junto con el asentamiento de Guiv'at Ze'ev, al oeste del muro de separación de Cisjordania.​

En otros idiomas

This page is based on a Wikipedia article written by authors (here).
Text is available under the CC BY-SA 3.0 license; additional terms may apply.
Images, videos and audio are available under their respective licenses.