Edom

Edom (en hebreo, אֱדוֹםʼĔḏôm(tiberiano), Edom, «Rojo»; en asirio: Udumi; en siriaco: ܐܕܘܡ, ʼedōm) o Idumea (en griego, Ἰδουμαία, Idoumaía; en latín, Idūmaea) era una región del Levante mediterráneo, ubicada al sur de Judea y del mar Muerto, habitada tradicionalmente por el pueblo semita de los edomitas o idumeos.[1]

La mayor parte de la información que se tiene sobre este pueblo proviene de la Biblia [1]​ y es mencionada en una lista del faraón egipcio Seti I (~1215 aC), así como en la crónica de una campaña de Ramsés III (1186–1155 aC). [2]

Se originó durante el Bronce Reciente gracias al cataclismo de los Pueblos del Mar.[3]​ Cuenta Estrabón que los idumeos eran nabateos segregados por disensiones.[4]​ Esta información también se puede deducir de la Historia natural de Plinio el Viejo.[5]

Edomitas
Edom 830-es

Mapa del territorio de los edomitas en torno al 830 a. C.
Información
Periodo histórico Bronce Reciente
Raíz étnica Semitas
Idioma Edomita, hebreo
Principales ciudades Petra, Asiongaber, Elat
Región Levante
Correspondencia actual Israel, Jordania
Pueblos relacionados Amalecitas
Nabateos
Filisteos
Arameos
Moab
Israelitas

Etimología

El término hebreo אֱדוֹם (ʼĔḏôm) significa ‘rojo’, se aplica al color rojo del cabello de Esaú, hermano gemelo de Jacob. Cabe anotar que Esaú nació primero que Jacob, y por ello disputaron la primogenitura. La Biblia dice al respecto del nombre: cuenta que Edom era un apodo de Esaú (nombre que significa ‘peludo’), al cual además le preparó un «guiso rojo» su hermano menor Jacob a cambio de sus derechos de primogenitura.[6]​ Por dicho pacto Esaú se habría trasladado a la región que pasaría a llamarse Edom, concretamente al monte Seir (que también significa ‘peludo’), para convertirse en el patriarca de todo el pueblo edomita.[1]

Geografía

Habitualmente se localiza la tierra de Edom en las montañas al este del Uadi Arabá, en la frontera meridional de Jordania e Israel, extendiéndose hasta el norte de la península arábiga.[1]​ Se trata de una región montañosa y abrupta al sureste del mar Muerto.

Su primera capital fue Bozrah,[7]​ aunque luego Petra (Selah en hebreo) se convertiría en la principal plaza fuerte.[8]​ Otras ciudades importantes fueron Asiongaber y Elat.[8]

Historia

Edom
Mapa del reino de Edom en su periodo de máxima extensión, alrededor del 600 a. C. El área en rojo oscuro muestra la frontera aproximada de la Idumea de época clásica.

Los edomitas ya constituían algún tipo de pueblo durante los siglos XII y XI a. C.,[9]​ época de que se han hallado rastros de la explotación de cobre y hierro.[8]​ De esta época se han encontrado asentamientos fortificados, que se comunicaban entre sí utilizando señales de fuego.[8]

La presencia asiria resultó beneficiosa para Edom tanto económica como políticamente, según sugieren las excavaciones.[8]​ Al parecer, es durante esta época cuando los edomitas se organizan como reino centralizado por primera vez.[10]​ Los siglos VIII a VI a. C. son una época de apogeo y poder, momento en que el reino alcanza su mayor extensión.[8]

Tras la conquista babilonia de Judea, los edomitas se asentaron cada vez más al norte, desplazados por los nabateos al sur, que tomaron el control de buena parte del antiguo reino de Edom y establecieron su capital en Petra.[11]​ Prosperaron en el sur de Canaán hasta que fueron derrotados por Judas Macabeo (163 a. C.) y Juan Hircano (ca. 125 a. C.). Este último los obligó a adoptar las costumbres y religión de los judíos.[11]​ Tras las conquistas de Pompeyo se incorporaron a la provincia de Judea, que pasó a estar gobernada por la dinastía idumea de los herodianos.[11]​ Según Flavio Josefo, unos 20 000 idumeos tomaron partido junto a los zelotes en la defensa de Jerusalén durante el asedio romano del año 70 d. C.[11]​ Esta es una de las últimas menciones históricas a los idumeos como pueblo.

Cultura

Idioma

El idioma edomita estaba estrechamente relacionado con el hebreo bíblico, hasta el punto de considerarse una variedad dialectal.[12]​ El idioma edomita se conoce sólo por un pequeño corpus, mayormente formado por breves inscripciones y óstraca.[13]​ Se escribía mediante una variante del alfabeto fenicio hasta el siglo VI a. C., cuando pasó a escribirse con el alfabeto arameo.[14]

Literatura

Se ha especulado que el libro de Job, el primero de los libros sapienciales de la Biblia, se escribiera o al menos se originara en la cultura edomita.[15]

Referencias

  1. a b c d Tischler, All things in the Bible, p. 186
  2. Avraham Negev; Shimon Gibson (2001). «Edom; Edomites». Archaeological Encyclopedia of the Holy Land (New York and London: Continuum). pp. 149-150. ISBN 0-8264-1316-1.
  3. Pérez Largacha, Antonio (2003). «El Mediterráneo Oriental ante la llegada de los Pueblos del Mar». Gerión. Revista de Historia Antigua (Universidad Autónoma de Madrid) 21 (1): 27. ISSN 1698-2444. Consultado el 7 de agosto de 2017.
  4. Estrabón. Geografía. XVI, 2, 34.
  5. Plinio el Viejo. Historia natural.
  6. Génesis 25:30
  7. Génesis 36:33
  8. a b c d e f Tischler, All things in the Bible, p. 187
  9. Números 20:14-21
  10. Finkelstein, Israel; Silberman, Neil Asher (2001). The Bible Unearthed: Archaeology's New Vision of Ancient Israel and the Origin of Its Sacred Texts (en inglés). Free Press. p. 46.
  11. a b c d Tischler, All things in the Bible, p. 188
  12. Nordhoff, Sebastian; Hammarström, Harald; Forkel, Robert; Haspelmath, Martin, ed. (2013). «Edomite». Glottolog (Leipzig: Max Planck Institute for Evolutionary Anthropology).
  13. Pitard, Wayne T. (2001). «Edom». En Metzger, Bruce M. & Coogan, Michael D. The Oxford Guide to People & Places of the Bible. Oxford: Oxford University Press. p. 181.
  14. Cohen, D., ed. (1988). «Les Langues Chamito-semitiques». Les langues dans le monde ancien et moderne, part 3 (en francés). París: CNRS.
  15. Miller, Madeleine S.; Miller, J. Lane (1961). «Edomites». Harper's Bible Dictionary. Nueva York: Harper and Row. p. 149.

Bibliografía

  • Tischler, Nancy M. (2006). All the things in the Bible: An Encyclopedia of the Biblical World (en inglés). Westport: Greenwood Press.

Véase también

Abdías (profeta)

El nombre Abdías se deriva del hebreo Obhádhyah, que significa "sirviente, servidor, o adorador de Yahvé".​ En el Antiguo Testamento hay doce personas con este nombre, de las cuales el más importante es el profeta Abdías.

Abdías es el cuarto profeta menor y a quien se adjudica el más breve de los libros proféticos del antiguo testamento (contiene veintiún versículos). El título del libro es dedicado al nombre del autor. Sin embargo, recientemente algunos académicos consideran que debería ser reconocido como un apellido, debido a que comúnmente "sirviente de Yahvé" sería adjudicado sólo como apellido o sobrenombre, por otra parte, no se da ninguna otra distinción informativa acerca del escritor, quien es identificado como Abdías.

Es cierto que al carecer de información con autoridad, tanto judíos como cristianos han llegado a suplir libremente esa carencia en términos de autor, pero también queda la evidencia de que "no se conoce nada de Abdías, en términos de familia, período de vida, lugar de nacimiento, muerte y otras circunstancias que son desconocidas a nosotros" (Abbé Trochon, Les petits prophètes, 193). La única información identificable acerca del autor es que pertenecía al reino de Judá.

La breve profecía de Abdías trata casi exclusivamente con el destino de Edom, tal y como es dado a conocer en las primeras palabras. Dios ha convocado a las naciones contra Edom, que confía en su reacción rápida y dura, contundente, pero es en vano. Los ladrones la destruirían completamente (1-6). Los aliados y amigos han dado la espalda (7) y la sabiduría que cree poseer le fallará (8,9). Los castigos vendrán por la conducta mostrada hacia Judá, será cuando los extraños echen suertes sobre Jerusalén (10-11). Los resultados surgen a raíz de la conducta indigna (12-14). El "día de Yahvé" está cerca sobre "todas las naciones", en que donde la ruina espera a Edom y la compartirá unida a la "casa de Jacob" y "la casa de José" (16-18). En cuanto a Israel, las fronteras se ampliarán en cada dirección; los "salvadores" aparecerán en el montaje de Sion para "juzgar" el montaje de Esaú, y la ley de Yahvé será establecida (19-20).

Ajaz

Ajaz o Acaz fue un rey de Judá que gobernó entre el 734 y el 715 a. C. aproximadamente.

Era hijo y sucesor de Jotán de Judá. Según el Libro de Isaías y el Libro segundo de los reyes, siguió una vida de perversión, al introducir muchas costumbres paganas e idólatras, ignorando los llamamientos de los profetas Isaías, Oseas y Miqueas. Llamó en su ayuda al rey asirio Tiglath-Pileser III, para rechazar los ataques de Israel, Aram y Edom, razón por la cual Judá quedó sometida durante largos años como región vasalla de Asiria. Tiglath-Pileser saqueó Damasco y anexionó Aram.​Luego atacó a Israel y "tomó Ijon, Abel Beth Maacah, Janoah, Kedesh y Jasor. También tomó Galaad y Galilea, incluyendo todas las tierras de la tribu de Neftalí, y deportó al pueblo a Asiria." Tiglath-Pileser registró este hecho en una de sus inscripciones.​

Amasías

Según el texto de Crónicas, Amasías fue un rey de Judá.

Hijo y sucesor de Joás, rey de Judá, su primer acción de gobierno fue la persecución de los asesinos de su padre, y contrariamente a la costumbre, permitió vivir a sus hijos.​ Fue el primer rey de Judá que empleó un numeroso ejército de mercenarios de Israel, con el que derrotó a Edom. Sin embargo, después de la victoria, adoró algunos de los dioses edomitas, lo que según el autor de Crónicas, fue la causa de su ruina posterior.

Declaró la guerra a Israel, siendo derrotado por Joás, rey de Israel en la batalla de Bet-Semes, hecho prisionero y más tarde, asesinado, mientras que Jerusalén fue saqueada.

Fue padre del rey Ozías, Uzías o Azarías.

Se calcula que gobernó entre el 797 y el 769 a. C. aproximadamente.​

Aravá

Aravá o Arabá (en hebreo Aravá עֲרָבָה, en árabe, 'Araba عربة, "sabana, desierto") es un valle situado en Asia occidental, en la región del Medio Oriente. Discurre durante 166 km entre la costa meridional del mar Muerto y el golfo de Eilat-Aqaba, en el mar Rojo. Sirve de frontera entre el desierto del Néguev de Israel y el sur de Jordania.

En la Biblia es mencionado numerosas veces, entre otras como lugar de paso de los hebreos en su Éxodo desde Egipto hacia la Tierra Prometida (Deuteronomio 1:1). Fue, además, un territorio elegido para refugiarse, como se menciona respecto de David, quien huyó de Saúl al Aravá.

Es denominado, también, «Valle de la Sal» (2Reyes 14:7).

Balanan

Balanan es un personaje de la Biblia. Según se relata en el Génesis XXXVI, fue rey de Edom o Idumea, hijo de Acobor y sucesor de Saúl de Rehoboth. Fue el séptimo rey de aquel trono, anteriormente al establecimiento del reino de Israel.

Edom (Texas)

Edom es una ciudad ubicada en el condado de Van Zandt en el estado estadounidense de Texas. En el Censo de 2010 tenía una población de 375 habitantes y una densidad poblacional de 56,85 personas por km².​

Esaú

Esaú (en hebreo עֵשָׂו `esáv, que significa velludo) es un personaje de la Biblia hebrea (o Torah en el judaísmo), el cual dio origen al pueblo Edomita o Idumeo.

Ezión-geber

Ezión-geber (en hebreo: עציון גבר) fue una ciudad de la Edad Antigua, puerto de Edom sobre el mar Rojo, en el extremo norte del actual golfo de Aqaba, en lo que hoy es la ciudad jordana de Áqaba.

La ciudad de Ezión-geber es mencionada seis veces en el Tanaj.​ Unas ruinas en Tel el-Kheleifeh fueron identificadas como Ezión-geber por el explorador alemán F. Frank y posteriormente excavadas por Nelson Gluck, quien creía haber confirmado la identificación, pero una revaluación posterior dató las ruinas en un periodo entre los siglos VIII y VI a. C, con una ocupación continua a partir del siglo IV a. C.​ De acuerdo al Libro de los Números, Ezión-geber fue una de las primeras estaciones donde los israelitas acamparon tras el Éxodo de Egipto.​

Las naves de Salomón e Hiram comenzaron desde este puerto su viaje a Ofir. Ezión-geber fue el principal puerto para el comercio de Israel con los países litorales del mar Rojo y del océano Índico. Según el Segundo Libro de las Crónicas, Josafat, rey de Judá, se alió con Ocozías, rey de Israel, para fabricar barcos en Ezión-geber; pero Dios desaprobó esta alianza, y los barcos fueron destruidos en el puerto.​

En I Reyes 9:26-29 dice:

El rey Salomón también construyó una flota en Ezión-geber, que está cerca de Elot, en la ribera del mar Rojo, en la tierra de Edom.

Y envió Hiram a sus siervos con la flota, marineros que conocían el mar, junto con los siervos de Salomón.

Y fueron a Ofir, y de allí tomaron cuatrocientos veinte talentos de oro que llevaron al rey Salomón.

Idioma edomita

El edomita fue un antiguo dialecto hebraico utilizado por los edomitas, ubicados al sudoeste de la actual Jordania y parte de Israel. Se escribía originalmente mediante una variante del alfabeto fenicio y en el siglo VI a. C. adoptó el alfabeto arameo.

Isacar

Isacar (hebreo יששכר‬ Yissajar) (cuyo nombre significa "recompensado") es, en el Antiguo Testamento (Gn. 30:17,18), el noveno hijo del patriarca hebreo Jacob y quinto hijo de Lea, su primera esposa. Es el fundador tradicional de la tribu de Israel que lleva su nombre. Según el historiador judío Flavio Josefo, el territorio de Isacar "se extendía desde el Carmelo hasta el Jordán a lo largo y hasta el monte Acrópolis a lo ancho".

Fue el noveno hijo de Jacob y quinto de Lea. No se da ningún dato biográfico de él, excepto que tuvo unos cinco hijos, que vinieron a ser príncipes de la tribu. En la bendición de Jacob a sus hijos, de Isacar dijo: «asno fuerte que se recuesta entre los apriscos; y vio que el descanso era bueno y que la tierra era deleitosa; y bajó su hombro para llevar, y sirvió en tributo» (Gn. 49:14, 15).

En la bendición de Moisés, Zabulón e Isacar son mencionados juntos, y se señala también a su destino hacia la actividad en lo comercial, en este último caso ya en condiciones mileniales de justicia (Dt. 33:18, 19).

Muchos de la tribu de Isacar se unieron a David en Siclag, de los que se dice que eran «entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel tenía que hacer» (1 Cr. 12:32). En la primera cuenta había 54.400 hombres de Isacar dispuestos para la guerra, y en la segunda, 64.300. Son descritos como «hombres valientes en extremo» (1 Cr. 7:4, 5).

La tribu poseía una de las secciones más fértiles de la tierra, incluyendo la extensa llanura de Jezreel, con el Jordán como su límite por unos 70 Km. En Ap. 7:7 se menciona 12.000 de Isacar entre los 144.000 señalados.

Un hijo de Obed-edom, levita de la familia de Coré, también lleva el nombre Isacar (1 Cr. 26:5).

Joás de Israel

Joás, fue un rey de Israel, hijo y sucesor de Joacaz,​ de la dinastía de su abuelo Jehú. A diferencia de su padre, Joás fue un guerrero de éxito. Reinó por 16 años, siendo el decimosegundo rey de Israel, y el tercer rey de la dinastía de Jehú. Comenzó a reinar en el 798 a. C., que era el año 37 de Joás, rey de Judá. Su nombre en hebreo es escrito יהואש, transliterado Yeho'ash.

Aunque no quitó los becerros de oro de Jeroboam I, seguía aún la religión nacional de Israel. Cuando el profeta Eliseo estaba agonizando, Joás fue a verlo. Ahí el profeta Eliseo lo hizo disparar una flecha en dirección a Siria, y golpear el suelo, a lo que Joás accedió, pero sólo lo hizo 3 veces. Por ello el profeta le dijo que sólo derrotaría a Siria 3 veces. Lo que se cumplió cuando Joás derrotó 3 veces a Ben-Hadad III y saqueó varias veces Damasco, y como consecuencia Joás recupero todos los territorios que su padre había perdido.​

En un principio, sus relaciones con Juda habían sido buenas, a tal punto que Joás accedió a que 100.000 de sus soldados acompañaran a Amasías, el rey de Judá, a una campaña contra los edomitas, pero por palabra de Dios fueron devueltos a su país. Indignados por esto los soldados israelitas hicieron desmanes en Judá, aparte de matar a 3000 personas. Volviendo Amasías de su campaña en Edom, le declaró la guerra a Joás, a lo que el respondió con una metáfora, comparando el cedro (el mejor árbol), para simbolizarse a él, y el cardo (el peor árbol) simbolizando a Amasías. Con la clara intención de comparar su victoria contra Siria, un reino fuerte y la victoria de Amasías sobre Edom, un reino más débil, además le advertía que perdería la batalla. Pero Amasías no escucho la advertencia por lo que siguió en su plan de guerra, enaltecido por su victoria ante los edomitas.

Joás obtuvo una gran victoria ese día en Beit-Shemesh, incluso tomando prisionero a Amasías y llegando a Jerusalén, para lo que derribó gran parte de la muralla, retirándose después con un gran botín.

En la estela de Hadad-Nirari, rey de Asiria, se menciona a Joas el Samaritano, entre los reyes que le pagaron tributo. Esta paz con los asirios le sirvió para expandirse y ganar varias batallas.

Probablemente su hijo Jeroboam estuvo como su corregente por los años 793 a .C hasta 782 a. C. El mismo Jeroboam lo sucedió en el trono. Fue enterrado en Samaria, en las tumbas reales.​

Libro de Abdías

El Libro de Abdías (u Obadías, en algunas versiones latinoamericanas modernas, por influencia de la transliteración inglesa Obadiah) es un libro bíblico del Antiguo Testamento y del Tanaj hebreo. Pertenece a la colección llamada "Profetas Menores" por su poca extensión y se encuentra ubicado entre los libros de Amós y Jonás. Es el libro más breve del Antiguo Testamento, ya que cuenta con solo veintiún versículos en un único capítulo.

Mesha

El rey Mesha fue un rey de Moab del siglo IX a. C., una banda de tierra llena de colinas de la actual Jordania, al norte de Edom, al otro lado del mar Muerto desde Judá hasta el valle del río Arnón. Los libros bíblicos de Samuel nos relatan que Moab había sido conquistado por David (alrededor de 1000-970 a. C.) y fue retenida entre los territorios de Salomón (m. 931 a. C.). La estela de Mesha, también conocida como la piedra moabita, indica que estaba aún bajo el dominio de reyes israelitas con centro en Samaria un siglo después. Mesha parece haber luchado con éxito por la libertad de Moab de Israel como indica la piedra moabita, que data de alrededor de 850 a. C. 2 Reyes 3:4 afirma que el "rey Mesha de Moab fue un criador de ovejas, que solía proporcionar al rey de Israel cien mil corderos, y la lana de cien mil carneros", pero también que más tarde se rebeló contra Joram, entonces rey del reino norteño de Israel. Aparte de estos testimonios, las referencias a Mesha son escasas, si es que existen.

Moabitas

Los moabitas, cuyo territorio se conocía como Moab (en hebreo, מוֹאָב‎, Môʾāḇ(tiberiano), Moʾav; en asirio Muʾaba, Maʾba o Maʾab; en egipcio Muʾab; en árabe, مؤاب, Muʾāb; en griego, Μωάβ, Mōáb o Μοαβῖτις, Moabitis), eran un pueblo semita que vivía al este del mar Muerto, en la actual Jordania.​ Se originó durante el Bronce Reciente debido a la llegada de los Pueblos del Mar.​

Monte Hor

El monte Hor (hebreo: הֹר הָהָר, Hor Ha-Har) es el nombre dado en el Antiguo Testamento a dos montañas distintas. Una de ellas está en la tierra de Edom en la orilla oriental del mar Muerto (en la actual Jordania), la otra cerca del mar Mediterráneo en la frontera norte de la tierra de Israel.

Qos

Qos (Hebreo: קוס/קוש,​ también Qōs, Qaus, Koze) fue el dios nacional de los edomitas.​ Fue el rival idumeode Yahweh, y estructuralmente paralelo a él. Así ‘Benqos’ (hijo de Qōs) funciona en paralelo con ‘Beniyahu’ (el hijo de Yahweh).​ Este nombre aparece una sola vez en el Viejo Testamento (si excluimos otra posible mención en una versión contaminada del Libro de Proverbios​) En el Libro de Ezra como un elemento en un nombre personal, Barqos ('Qōs resplandeció'),​ refiriéndose al 'padre' de una familia o clan probablemente manchadito/idumeonĕtînîm o ayudantes del templo regresando del cautiverio en Babilonia.​ El nombre frecuentemente aparece combinado con nombres en documentos recuperados en excavaciones en Elefantina, donde existía una población mixta de árabes, judíos e idumeos bajo la protección de una guarnición persa.

Samael

Samael (en hebreo: סַמָּאֵל, que se traduce como «Veneno de Dios» o «Ceguera de Dios»;​ también conocido como "Smil", "Samil" , "Samiel") ​​ es el arcángel de la muerte, jefe del Quinto Cielo y uno de los siete regentes del mundo, servido por millones de ángeles. Residía en el Séptimo Cielo (Araboth, Geburah). Pero al rebelarse contra Dios al principio de los tiempos perdió su posición en el Cielo.

El Yalkut (I, 110) del Talmud dice que Samael es el ángel guardián de Esaú.

Según el Sotah 10b, Samael es el ángel guardián de Edom.

Otros autores sostienen que es en realidad el mismo Samael, un arcángel de Dios.​

En el Libro secreto de Juan ―encontrado entre los Manuscritos de Nag Hammadi (Egipto, siglo IV d. C.)―, Samael es el tercer nombre del demiurgo, siendo los otros dos Yaldabaoth y Saklas.​

En este contexto, Samael significaría "el dios ciego",​

Su apariencia es la de una serpiente con rostro de león.​

En el libro Sobre el origen del mundo ―también de los Manuscritos de Nag Hammadi―, es mencionado como Ariael.

Sargón II

Sargón II (que reinó entre el 722 y el 705 a. C.) fue el rey de Asiria. Recibió el trono de Salmanasar V en el 722 a. C. No está claro si fue hijo de Tiglatpileser III o un usurpador del trono ajeno a la familia real.

En idioma siríaco, su nombre era ܣܪܓܘܢ.

Sargón II fue rey de Asiria durante el Imperio nuevo. Ascendió al trono después de la muerte de Salmanasar V. Probablemente era un usurpador, aunque ―de acuerdo con un texto que se ha preservado― pretendía ser hijo de Tiglatpileser III. En cualquier caso, se apoderó del trono por la violencia, y su advenimiento supuso una ruptura con el pasado, pues en ninguna de sus inscripciones se hace mención de sus predecesores.​ Fue un rey poderoso, un gran conquistador y el fundador de la más importante dinastía de gobernantes asirios, bajo los cuales el imperio alcanzó sus más grandes triunfos.

Conocido por su mención en el Libro de Isaías​, fue el primer rey asirio cuyo nombre se logró descifrar a mediados del siglo XIX, cuando la asiriología estaba aún en pañales, lo que constituyó un éxito para la arqueología bíblica.

Su primera campaña, en el 722 a. C., supuso la conquista de Samaria, aunque quizá cayó con anterioridad, cuando sólo era comandante del ejército de Salmanasar V. En el 720 a. C. intervino en dos frentes a la vez: en Babilonia, para cortar la ayuda que Merodac-Baladan estaba recibiendo del elamita Ummanigash, y contra una coalición sirio-egipcia, reconquistando las provincias rebeldes de Arpad, Simirra y Damasco.

Una vez restablecida la situación en el interior, y en los confines del imperio, pasó a ocuparse de la cuestión que planteaba Urartu, que ―aunque castigado por Tiglatpileser III― volvía a representar una amenaza con su nuevo rey Rusa I. En el 717 a. C., anexiona Karkemish, posición estratégica sobre el Éufrates, con el pretexto de una supuesta conspiración de sus dirigentes con el rey Midas de Frigia.​ Al año siguiente organiza un sistema defensivo en el este, en Parsuash, para frenar la penetración de las tribus medas, todavía no bien cohesionadas. En el 715 a. C. repobló Samaria con deportados árabes, para contrarrestar la influencia de Egipto.

En el 714 a. C. lanzó un violento ataque contra Urartu, quizá aprovechando la amenaza que este estado estaba sufriendo a cargo de los cimerios, lo que le permitió desequilibrar a su favor la pugna que mantenía con su vecino del norte.​ En el 713 a. C. intervino en el oeste, convirtiendo a Tabal y Cilicia en provincias asirias.

En el 711 a. C. aplastó una coalición filistea formada por Asdod, Judá, Edom, Moab y Egipto. Este es el hecho mencionado en el Libro de Isaías (20, 1-6), advirtiendo a los judíos contra el peligro de la sublevación.

En el 710 a. C., una vez aseguradas las fronteras, consideró el momento de ajustar viejas cuentas con Merodac-Baladan y de vengarse de Elam, emprendiendo una campaña con dos ejércitos. Mientras uno neutralizaba a las tropas elamitas, el otro derrotaba al rey de Babilonia. Así consiguió reanudar la tradición de la doble corona de Asiria y Babilonia, coronándose rey de Babilonia en el 709 a. C.

En el 707 a. C. volvió de Babilonia cargado con el botín y se dedicó a terminar la ciudad de Dur Sharrukin (llamada ahora Khorsabad), ubicada a unos 16 km al noreste de Nínive, y destinada a ser su nueva capital. Al año siguiente fue inaugurada, aún no terminada del todo, ni totalmente habitada.

A su muerte, Sargón II dejó un reino de bases aparentemente sólidas, pero en realidad, con graves problemas internos y rodeado de enemigos poderosos como Egipto, Urartu y Elam, que dificultaron los gobiernos posteriores.

Shasu

Shasu es la palabra egipcia para designar a los nómadas que surgieron en Oriente Medio, del siglo XV a. C. al Tercer Periodo Intermedio. El nombre evolucionó de una transcripción de la palabra egipcia š3 su, que significa "los que se mueven a pie", y es el término para designar a los beduinos vagabundos.

Esta palabra tiene su origen en una lista de personas de Transjordania, del siglo XV a. C., describiendo uno de los territorios de los Shasu como "Yhw en la tierra de los Shasu". De esta evidencia, algunos eruditos, como Donald B. Redford y William G. Dever,​ concluyen que las personas que posteriormente serían los "Israelitas" fueron registradas en la Estela de Merenptah (o Estela de Israel), quienes fundaron el reino de Israel eran, originalmente, una tribu Shasu.

Las listas de Soleb y Amará (en Nubia), datadas al final del siglo XV a. C. (Dinastía XVII y XVIII) sugieren que una concentración original de asentamientos Shasu estaba situada en el sur de Transjordania, en las llanuras de Moab y el norte de Edom, donde un grupo de seis nombres son identificados como la tierra de los Shasu y entre ellos se incluyen Se'ir (Edom), Labán (posiblemente Libona, al sur de Amán), Sam'ath (simetitas, un clan de los kenitas: 1 Crón. 2:55), Wrbr (probablemente el Uadi Hasa), Yhw, y Pysps. En otros textos de la Dinastía XIX y XX, el vínculo constante de los Shasu con lugares de Edom y el Arabá (Timna) sitúa las identificaciones de las anteriores listas fuera de toda duda.​

Sin embargo, la conexión propuesta entre israelitas y Shasu está menoscabada por el hecho de que en los bajorrelieves de época de Merenptah, los israelitas no son descritos ni representados como Shasu. Esto ha orientado a otros eruditos, como Franco J. Yurco y Michael G. Hasel, a identificar a los Shasu en los bajorrelieves de Merenptah, en Karnak, como individuos distintos de los Israelitas, ya que ellos llevan ropas y peinados diferentes, y son denominados de forma distinta por los escribas egipcios.​ Además, la palabra Israelita determina a personas, o a un grupo socio-étnico, y la designación más frecuente para los "enemigos Shasu" es el determinativo de colina-país;​ así son diferenciados de los cananeos, que albergan las ciudades fortificadas de Ascalón, Gézer, y Yenoam.​

En otros idiomas

This page is based on a Wikipedia article written by authors (here).
Text is available under the CC BY-SA 3.0 license; additional terms may apply.
Images, videos and audio are available under their respective licenses.